Rumbo Político

Alfredo Castillo, mil usos

Cualquier semejanza de Alfredo Castillo Cervantes, con el personaje que protagonizó el gran actor y comediante Héctor Suárez, en la película de los años ochenta "El Mil Usos", es cualquier coincidencia, ya que una vez más está, pese a su ineficacia operativa como funcionario desde los tiempos en los que Enrique Peña Nieto fue gobernador constitucional del estado de México (205-2011).

Castillo Cervantes fue premiado la semana pasada al ser nombrado por el presidente Peña Nieto, titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) que dirigía el exclavadista olímpico Jesús Mena Campos, pese a los yerros cometidos durante más de una década al frente de los cargos a los que ha sido asignado.

La característica de Castillo Cervantes es que su rotación en los cargos que ocupa es meteóricay son de alrededor de dos años. Para muestra un botón: A casi dos años y medio del actual régimen, ya es su cuarta designación.

Inició en la Procuraduría General de la República, como subprocurador del área de investigaciones penales de alto perfil (léase Elba Esther Gordillo y la explosión de la Torre de Pemex); posteriormente lo enviaron como titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, dependiente de Secretaría de Economía en donde captó la atención de los medios por los operativos que ordenó en contra de los sectores hoteleros, restauranteros, de aerolíneas, entre otros.

En 2014 fue nombrado Comisionado para la Seguridad y Desarrollo de Michoacán, durante el tiempo de violencia que padeció dicha entidad por parte del crimen organizado y donde y cuando las llamadas autodefensas entraron a hacerles frente y defender su territorio de estos sujetos que tienen en jaque a nuestro endeble país.

Su paso por Michoacán fue polémico, el gobierno federal asignó una partida de 40 mil millones de pesos para operar en dicha región; no se sabe si Alfredo Castillo rindió un informe pormenorizado del destino de esta escandalosa cantidad. Allí solamente duró escasamente un año, sin los resultados esperados.

A partir del jueves pasado, Alfredo Castillo Cervantes ya tiene juguete nuevo: la Comisión Nacional del Deporte, por cierto, dijo a su llegada que se rodeará de personas con talento y que conozcan las distintas especialidades.

Una vez más Alfredo Castillo recibe el beneplácito presidencial para ocupar otro encargo, en el que esperemos dure lo que resta de la administración; si llegara a suceder esto rompería su propio récord. Pero todavía falta mucho tiempo para que su sueño se cristalice.