Pinche Carlos Vela

Resulta muy sencillo engañar al lector, una leperada y un nombre mediático en un título pueden atrapar a cualquiera. Muchos articulistas lo hacen y prometo que en mi caso será la única ocasión, pues he escuchado el “pinche Carlos Vela” por todas partes. Pero ya que los tengo quiero felicitar a Carlos Vela por ser congruente y mantener la decisión de no jugar con la selección.

El término “La Navaja de Ockham” se utiliza en la ciencia como un recurso, la teoría expuesta por su autor en el siglo XIV asegura que la primera respuesta factible suele ser la correcta en la mayoría de los problemas.

Durante varios meses hemos escuchado diferentes versiones. Vela no viene porque lo castigó Néstor de la Torre tras la fiesta de Monterrey; está molesto porque lo separaron de cuarto con Giovani dos Santos, no le pareció que no llamaran a la Copa Oro del 2011 y de consolación lo mandaran a la Copa América, misma a la que no pudo asistir. Que cada vez que viene a México la prensa lo acosa y le toman fotos con sus queridas en bares y restaurantes. Que estaba peleado con José Manuel de la Torre y ahora simplemente viene otro técnico, que por cierto ya ni se tomó las molestias del Chepo en irlo a ver a San Sebastián, y tampoco viene.

Es hora de cerrar el tema y aceptar que es lo mejor, en caso de haber aceptado la convocatoria no faltarían las voces que dirían: “Ahora sí, no, pues claro, quiere ir al Mundial”, o lo tacharían de inmaduro por no haber podido superar la diferencia con el entrenador con el fin supremo de salvar a la selección.

Para el vestidor es mejor que no venga, para él es mejor no venir y en cuanto a las razones, “La Navaja de Ockham” nos diría que regresemos a lo más evidente. Carlos Vela no quiere venir a que lo regañen.

twitter@CCLegaspi