Especial

Muerte anunciada…

La del Atlante, un equipo que tuvo grandes momentos y logró acaparar la atención de miles de fanáticos, a los que convenció con su “ADN”, transformándolos en seguidores fieles y entusiastas, y que a pesar de todo ello, de golpe y porrazo, es arrancado de raíz de su terreno natural para trasplantarlo e imponerlo desfigurado en otra ciudad, intentando generar nuevos aficionados y buscando que personas sin identidad alguna con esos colores y esa historia, se enamoren y adopten una camiseta ajena a cualquier entorno, a cualquier sonido, olor o grito conocido, como si la identidad y el amor que se le ofrece a un equipo pudiera ser inyectado a los lugareños de cualquier parte del mundo a base de sesiones semanales de gritos.

Y lo mismo digo del Necaxa y otros equipos que han sido brutalmente arrancados de su historia.

No creo que las pésimas experiencias que este tipo de equipos trasplantados a otros lugares ajenos a su nacimiento, crecimiento y arraigo, sirvan para escarmentar a los dueños del negocio llamado futbol profesional, porque es obvio que ni lo entienden y mucho menos lo aman, pero tengo el orgullo de saber que desde que reimplantaron al Necaxa en Aguascalientes en medio de un teatro, presumiendo un nuevo estadio y festinando todo a su alrededor, y poco después, cuando hicieron lo mismo con el Atlante, primero en Querétaro y posteriormente en Cancún, lo aseguré y lo grité diciendo: “En cuanto pase la luna de miel de estos equipos con estas neo-aficiones, en cuanto las autoridades gubernamentales que apoyan con todo y que están conociendo su “juguetito nuevo” cambien o se acostumbren al mismo… estos equipos implantados sufrirán y serán abandonados por afición y gobiernos”… Dicho y hecho, así ha sucedido, Necaxa en Primera A, y ahora el Atlante a un paso del descenso…

PD. Qué poca madre, no se me ocurre otra expresión mejor empleada para esta atrocidad de federación y de dueños del balón que tiran a la basura la historia, la raíz y las generaciones de aficionados que durante muchísimos años fueron parte viva y consanguínea de esos equipos… Que con su pan se lo coman.

twitter@calbert57