Al Derecho

Salario al mínimo

Todos los estudios indican que en los últimos cuarenta años la capacidad adquisitiva del salario mínimo en México ha caído de manera alarmante (se asegura que ha perdido más del 70 por ciento de su valor), esta situación no solo contradice la letra y el espíritu del artículo 123 de la Constitución que dispone: "los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos", sino que ha creado millones de pobres en todo el país.

Los 73 pesos diarios, 2,190 pesos que percibe un trabajador por más de 150 horas de trabajo al mes no son suficientes ni siquiera para cubrir sus necesidades alimentarias, menos para mantener a su familia, este ingreso es vergonzoso en un país que se precia de tener una de las legislaciones laborales más avanzadas del mundo, de ahí la reacción para modificar ese estado de cosas, el gobernador de Jalisco ya ha anunciado iniciativas para desincorporar el salario mínimo y buscar mecanismos para alcanzar un incremento sustancial.

Es lógico que se pretenda incrementar los salarios mínimos (menos en Suiza, recientemente sus ciudadanos rechazaron un aumento), pero es particularmente importante que en México se elimine como referente para el pago de diversas obligaciones y que se fije, por lo menos en el doble, ya que el actual es uno de los más bajos del mundo, no solo es el menor de los que se pagan en los países de la OCDE, según datos del libro Del salario mínimo al salario digno (CESCDMX-Cal y Arena, 2016) el salario mínimo general (SMG) en México equivale a 128 dólares, en Nicaragua a 140, en la República Dominicana a 164.5, y es 40 por ciento menos que los de Guatemala y Honduras. En Argentina el SMG es de 350 dólares al mes.

En Estados Unidos ya se han aprobado incrementos al salario, en California se acaba de promulgar la ley que fija progresivamente el mínimo en 15 dólares la hora. De los 38 millones de habitantes de California, 7 millones de trabajadores cobran por hora, el gobierno estima que 2.2 millones (la Universidad de California señala que pueden ser 5.6 millones) son los que ganan el salario mínimo (más de la mitad son latinos). El gobernador Jerry Brown en su discurso dijo: "Esto pone un poquito de equilibrio en un sistema cada día más desequilibrado". En EE.UU. el gobierno considera que el límite de pobreza es de 24 mil 300 dólares al año (35 mil pesos mensuales) para cubrir las necesidades de una familia de cuatro personas, pero en unos años quienes ganen el mínimo cobraran 31 mil 200 dólares anuales.

Pero esos son los ingresos mínimos, según datos de la OCDE el salario bruto promedio anual en Estados Unidos es de 56 mil 811 dólares anuales, solo superado por Luxemburgo que es de 60 mil 214, mientras que en Suiza es de 56 mil 811, en Alemania de 43 mil 326, en el Reino Unido de 41 mil 494, en Francia de 40 mil 530, en Corea del Sur de 36 mil 698, en Japón de 36 mil 481, en España de 36 mil 174, y los más bajos son Estonia con 19 mil 453 y México con 12 mil 952 dólares al año.

El incremento al salario mínimo en Estados Unidos seguramente incentivará que más mexicanos intenten cruzar la frontera (con muro o sin muro) pues si en México el SMG es de 9 pesos por una hora, 73 diarios, 2 mil 190 al mes, en EE.UU. por igual jornada laboral se recibirán -como mínimo- 120 dólares al día (a 17.50 pesos) son 2 mil 200 pesos diarios, es decir, por un día de trabajo allá se ganará lo que aquí se obtiene por 30 días, sin embargo, es posible que los efectos que provocan estas asimetrías nos beneficien más, tanto por las remesas como por los puestos de trabajo que se pueden abrir en México.

Salomón Chertorinski, en el libro citado afirma, en México casi 7 millones de personas perciben el salario mínimo, el 67 por ciento de la población ocupada recibe menos de tres salarios mínimos (unos 5,550 pesos mensuales) y asegura, "con este nivel en el salario mínimo, el mercado laboral formal mexicano es un factor de reproducción de la pobreza, no un circuito para salir de ella", además, el aumento significativo del SMG en la economía formal es un poderoso mensaje para abandonar la economía informal.

Incrementar sustancialmente el SMG en México no debería ser solamente un acto de justicia económica, pues como dijo el gobernador Brown, la subida al salario mínimo puede no tener sentido económico, pero tiene sentido moralmente, y políticamente mantiene la cohesión social.

csepulveda108@gmail.com