Al Derecho

FUNCIONARIO EJEMPLAR

Describir la actividad de una persona durante su vida laboral es un ejercicio subjetivo e incompleto, pero también es un acto sincero y cierto exaltar el trabajo ejemplar que un funcionario público de Jalisco realizó en forma ininterrumpida durante seis sexenios y medio.

Francisco Javier Valle Núñez nació en Atotonilco el Alto, Ingeniero Civil por la Universidad de Guadalajara, desde 1962 y hasta 2001 se dedicó a promover y construir caminos y carreteras, durante 27 años como director del Comité de Comunicaciones Vecinales del Estado de Jalisco,  organismo descentralizado del Gobierno del Estado, y de 1989 al 2001 director de promoción y jefe del Departamento de Infraestructura Carretera. Además, se desempeñó como Director del IJAS entre 1979 y 1982.

El Comité de Caminos lo presidía (sin sueldo) el empresario Jorge Garibay Romanillos, su plantilla de personal constaba de un Director General, dos o tres ingenieros, otras tantas secretarias, un chófer  y dos vehículos, esa reducida estructura promovió y supervisó la construcción de decenas de carreteras de unos dos mil kilómetros que se financiaban de manera tripartita, un tercio lo aportaba la federación, otro el estado y una tercera parte los vecinos.

Algunas de las carreteras que se construyeron son la de Arandas-San Miguel el Alto, Valle de Juárez-Santa María del Oro, Tamazula-Tecalitlán-Jilotlán, el corredor industrial de El Salto, el trazo del Periférico, aeropistas como las de Ocotlán, Autlán, puentes, libramientos, las carreteras de Yahualica-Cuquío, Mezquitic-Huejuquilla, Momax –Villa Guerrero y San Juan de los Lagos-Encarnación de Díaz.

El día de la inauguración de esa carretera (en 1976 o enero de 1977) el gobernador Alberto Orozco Romero arribó con retraso ya que el diputado de ese distrito que era quien lo guiaba al lugar del evento ¡no sabía donde era! así que desde el aire el piloto del helicóptero tuvo que localizar el sitio.

El carácter abierto, simpático y alegre de Valle, pero sobre todo su conducta honesta, le permitió ganarse la confianza y simpatía de las personas que lo conocieron, colaboró con siete gobernadores, se coordinó con legiones de presidentes y diputados con quienes promovía las obras, ellos, los contratistas y los beneficiarios de esas obras pueden dar fe de estas palabras.

Era una experiencia muy agradable recorrer con él cualquier región del estado por  su conocimiento de los lugares y el aprecio que le tenían pues su trabajo  le permitió mejorar la vida a miles de personas, en su caso se constata aquello de que los amigos y el agradecimiento de la gente es un don más valioso que tener dinero.

Siempre se ha creído que con él se cometió una injusticia al no habérsele otorgado una pensión, la verdad es que al extinguirse el Comité le sugerí que en vez de jubilación aceptara una liquidación pues yo pensaba que le convenía más seguir trabajando, así lo hizo dos sexenios más hasta que en marzo del 2001, en la forma más mezquina y literalmente sin que siquiera alguien le diera las gracias fue hecho a un lado, como no había cotizado el tiempo suficiente en Pensiones no pudo obtener su jubilación. 

Quienes lo conocieron saben que ni miento ni exagero al decir que como ser humano fue un gigante moral, en 1972 quedó viudo con siete hijos, el más pequeño de seis meses,  fue un padre que los cuidó en cuerpo y alma,  fue un hombre bueno que siempre hizo el bien al prójimo, congruente con sus principios observó y practicó fielmente la doctrina católica; como todos, era imperfecto y tuvo una pasión insana, fue un recalcitrante seguidor del Atlas. 

Su mayor virtud fue su honradez, los últimos años vivió con austera dignidad (para no ofender su memoria evito decir que en la pobreza), hace dos semanas, a los 90 años de edad, de la manera más apacible, con el mayor sigilo y sin causarle ninguna molestia a nadie murió. Ante el silencio de su muerte nos queda la esperanza de que ya participa de la vida que no tiene fin.

Tío Javier, fui afortunado de ser tu sobrino, pero mayor privilegio tuve de ser tu amigo, tu ejemplo es el modelo que inspira mi desempeño en el servicio público.

Noviembre 28 del 2013.