Parlando

Mejores proyecciones económicas en México

La semana pasada, el presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, promulgó la reforma financiera que busca impulsar el crédito a los sectores productivos para alentar el crecimiento económico.

Cabe señalar que la económica fue presentada el año pasado como parte del paquete de reformas integrales que se necesitan para impulsar el crecimiento y desarrollo de nuestra nación.

Específicamente, esta reforma financiera representa una oportunidad para que los mexicanos tengamos un mayor acceso al crédito comercial y de desarrollo a un costo más barato, lo cual nos permitirá aprovechar mejor las condiciones económicas que existen en 2014 para impulsar el crecimiento, toda vez de que al elevar el crédito será también posible aumentar y democratizar la productividad facilitando que los emprendedores tengan los recursos necesarios para hacer realidad sus proyectos productivos.

De esta manera se pretende alcanzar al menos a un billón 150 mil millones de pesos en financiamiento directo e impulsado para detonar obras, potenciar al campo mexicano y también a las exportaciones, así como respaldar proyectos productivos de empresas y emprendedores mexicanos, lo cual significa un incremento de 15 por ciento en el crédito, que habrá de otorgar la Banca de Desarrollo con tasas preferenciales.

Asimismo, esta nueva reforma pretende dar mayor solidez a la banca comercial por medio de la evaluación periódica del desempeño de las instituciones financieras, con el fin de evaluar que los depósitos de los ahorradores se canalicen al sector productivo. Por lo tanto, con más crédito y más barato, las micro, pequeñas y medianas empresas del país, tendrán un insumo esencial para modernizarse, crecer y generar empleos.

Lo anterior propiciará la asignación de recursos financieros de manera más eficiente para impulsar el crecimiento económico nacional a través de las adecuaciones necesarias que coadyuvarán a fortalecer los procesos mercantiles con el fin de dar mayor certeza a las instituciones bancarias privadas mexicanas y facilitar tanto el cobro de créditos como la ejecución de garantías en casos del incumplimiento de pago.

Sin duda 2013 fue el año de las grandes reformas que nuestro país necesita y en este iniciante año 2014 empezaremos a ver los resultados de dichas reformas, los cuales se reflejaran en mejores condiciones de vida y bienestar para toda la sociedad mexicana, -en especial para aquellos que se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad-.

Para ello, es necesario que cada ámbito y nivel de gobierno continúe sumando esfuerzos para elevar la calidad de vida de todos los mexicanos.

Por lo anterior, esta reforma promulgada es fundamental para la estabilidad económica de las familias mexicanas quienes se verán beneficiadas con el otorgamiento de más créditos bajo condiciones más favorables en términos de tasas de interés, duración y montos.