Parlando

Día Mundial del Medio Ambiente


En diciembre de 1972, la Asamblea General de la ONU designó el 5 de junio como Día Mundial del Medio Ambiente, a fin de sensibilizar a la opinión pública de la necesidad de preservar y mejorar el entorno.

En este año, Barbados es el país anfitrión de esta celebración la cual se presenta con el lema "Alza tu voz, no el nivel del mar", centrándose en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, relacionando este tema con el cambio climático. El objetivo es centrar la atención pública en esos territorios y explicar su importancia, así como la necesidad urgente de proteger las islas de los crecientes riesgos y desafíos a los que hacen frente como consecuencia del cambio climático.

Más de 40 pequeños Estados y territorios insulares en desarrollo comprenden ciertas desventajas y vulnerabilidades. Su fragilidad ecológica, su pequeño tamaño, sus limitados recursos y su aislamiento de los mercados no les han permitido aprovechar la globalización, lo que supone un importante obstáculo para su desarrollo socioeconómico.

Esto hace que el desarrollo sostenible sea un desafío singular para los pequeños Estados insulares y la comunidad internacional en su conjunto, en virtud de que presentan las siguientes problemáticas: una reducida gama de recursos, el aislamiento económico, la degradación del medio terrestre y el posible aumento del nivel del mar debido al cambio climático.

Los pueblos de los Pequeños Estados Insulares están al frente de los esfuerzos para solucionar asuntos mundiales urgentes, a través del ingenio, la innovación y el uso del conocimiento tradicional. Los desafíos que afrontan las islas son retos que nos atañen a todos. Por ese motivo, sus habitantes están determinados a trabajar con todos los países en la búsqueda de soluciones que aseguren un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Con respecto al trabajo que desarrolla el Gobierno de la República, encabezado por el Lic. Enrique Peña Nieto, se llevan a cabo diferentes programas que buscan garantizar la conservación y aprovechamiento de los recursos naturales del país, por medio de una política ambiental que permita alcanzar el desarrollo sustentable.

Sin duda, el agua es uno de los recursos naturales más valiosos del planeta; y para asegurar su abastecimiento a todos los mexicanos es indispensable impulsar el desarrollo económico y preservar la calidad del medio ambiente. Por lo tanto, la política hídrica nacional se ha diseñado para lograr que México cuente con agua en cantidad y calidad suficientes.

Cabe destacar que México reúne las condiciones que propician una gran diversidad de ambientes (ubicación geográfica, diversidad de climas, diferentes tipos suelos), permitiendo a la vez la existencia de una asombrosa biodiversidad; entre más de 190 países, México forma parte del selecto grupo de los 17 megadiversos, en los que se concentra 70% de especies en el mundo.

Es además, uno de los cinco países con mayor diversidad biológica, y cuenta con un capital natural extenso de mamíferos, aves, reptiles, anfibios, animales marinos, así como una variedad de plantas y flores, distintivos del país. Es fundamental seguir fortaleciendo las políticas y acciones que permitan proteger y conservar nuestro medio ambiente y con ello el desarrollo sustentable de nuestra nación.