Parlando

Día Internacional de la Familia

En 1993, la Asamblea General de la ONU estableció el 15 de mayo como el Día Internacional de la Familia, a fin de motivar el interés de los diversos sectores en temas vinculados a ésta, así como para enfatizar su importancia como núcleo central de la sociedad y promover una mayor preocupación de los gobiernos para abordar estos temas con políticas y programas sociales apropiados.

La ONU reconoce y afirma la importancia de la familia como un lugar privilegiado para la educación, en virtud de que ésta es el espacio de crecimiento, donde encontramos protección y seguridad. Lamentablemente este proceso de desarrollo integral de las personas no es lo mismo en una familia de los países desarrollados que en los países subdesarrollados. La realidad es totalmente distinta.

En los países con menor desarrollo las familias padecen más pobreza, y desgraciadamente se ven obligadas a desplazarse con frecuencia debido a las guerras, las necesidades alimentarias, la escasez de empleo o por algún tipo de enfermedad.

Actualmente, a nivel mundial las circunstancias económicas, sociales y culturales de las familias se han ido modificando. Por ejemplo, a causa del desempleo muchos jóvenes siguen dependiendo de sus padres por más tiempo del que hubieran deseado. Asimismo, la falta de servicios de guardería asequibles y de calidad, llegan a obstaculizar los esfuerzos de los padres de familia en los que ambos progenitores trabajan para combinar sus obligaciones laborales y familiares.

Por otra parte, a medida que logramos extender la esperanza de vida, se vuelve imprescindible prestar más atención a las pensiones y a la atención de las personas de la tercera edad. Por ello, en los últimos años se ha reconocido a nivel mundial la necesidad de afianzar las políticas que promuevan la solidaridad entre las generaciones y apoyar los programas y las iniciativas en ese sentido, las cuales ofrecen a las personas de todas las edades nuevas oportunidades para establecer vínculos afectivos que revitalizan a toda una comunidad.

Nuestro país se caracteriza por brindarle a la familia un papel muy especial, mediante la conservación de nuestras costumbres y tradiciones, las cuales ayudan a preservar los lazos de unión, solidaridad y convivencia familiar, compartiendo gustos y aficiones, interesándose los unos por los otros, en virtud de que la familia es el núcleo esencial para el desarrollo y conformación de la sociedad mexicana y es conceptualizada como una institución donde se sientan las bases morales y de convivencia civil.

El Gobierno del Estado de México, encabezado por el Dr. Eruviel Ávila Villegas es un firme promotor de la familia y diariamente emprende acciones orientadas al desarrollo integral de las familias mexiquenses, de manera particular para aquellas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, a fin de brindarles mejores condiciones de vida y que puedan gozar de nuevas oportunidades de bienestar.

Sin duda, la familia es la institución más grande de una nación, es aquella que forma a una patria y enaltece a los hombres. Por ello, en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México se implementan acciones encaminadas al mejoramiento de la calidad de vida de las familias mexiquenses, brindando una asistencia social en base a los valores de la familia y el respeto pleno a la dignidad.