Parlando

Desarrollo incluyente para América Latina

La semana pasada el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recibió a los mandatarios de Colombia, Chile y Perú como parte de la IX Cumbre de la Alianza del Pacífico, durante la cual el mandatario mexicano asumió la Presidencia Pro Témpore.

La Alianza del Pacífico se integró en 2011 por los países de México, Colombia, Chile y Perú, naciones que cuentan con economías más estables y abiertas de América Latina y el Caribe, con el objetivo de;

a) Construir, de manera participativa y consensuada, un área de integración profunda para avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas; b) Impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías de las Partes, con miras a lograr mayor bienestar, superar la desigualdad socioeconómica e impulsar la inclusión social de sus habitantes; y c) Convertirse en una plataforma de articulación política, integración económica y comercial, y proyección al mundo, con énfasis en la región Asia-Pacífico.

Los principales avances que se han obtenido con esta alianza empieza a dar resultados concretos en materia turística para los mexicanos en virtud de que, de 2012 a 2013, con la eliminación de visas para colombianos creció 60 por ciento el turismo proveniente de esa nación y el número de visitantes peruanos a México subió 40 por ciento en el mismo periodo.

En este sentido, la participación de México es fundamental para potenciar su desarrollo económico y contribuir a la prosperidad regional, además de que esta alianza representa un mecanismo de integración regional que permitirá lograr el desarrollo incluyente en estas naciones.

Y, para ello, se tiene una agenda contemplada en una serie de reformas estructurales en materia económica, educativa, financiera, hacendaria, laboral, de telecomunicaciones y energética, a fin de facilitar el flujo de bienes, servicios, capitales y personas, con el propósito de elevar las oportunidades de acceso a una mejor calidad de vida para todos.

Derivado de los cuatro temas principales que se abordaron en esta Cumbre, merece nuestra atención precisar en ellos, en virtud de que son de gran relevancia para el desarrollo de nuestro país.

Estos son: mejorar la seguridad migratoria, el movimiento de capitales para una mayor integración de los mercados financieros, impulsar la competitividad privilegiando la innovación y transferencia de tecnologías y la movilidad estudiantil y académica, así como la difusión cultural que acerque a las naciones.

Sin duda, las acciones emprendidas de manera conjunta y coordinada entre estas naciones permitirán elevar la calidad de vida de los ciudadanos. Es por ello que países como Costa Rica, Guatemala y Panamá ya han solicitado su adhesión a esta Alianza del Pacífico para formar parte de este mecanismo que permite la complementariedad de economías y sociedades en los mercados internacionales y que van arrojando los primeros y grandes beneficios para las naciones de América Latina y el Caribe.

Por lo anterior, se tienen grandes expectativas para el libre mercado, la apertura comercial, la estabilidad macroeconómica y el desarrollo regional en base a las políticas y acciones a emprenderse en este año, encabezadas por México en esta Alianza del Pacífico.