Parlando

Acciones para evitar el maltrato infantil

El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todo tipo de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial, que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, poner en peligro su supervivencia en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.

Es un problema mundial con graves consecuencias que pueden durar toda la vida. Aproximadamente 20% de las mujeres y 5 a 10% de los hombres manifiestan haber sufrido abusos sexuales en la infancia, mientras que 23% de ambos sexos refieren maltratos físicos siendo niños.

Según datos de la ONU, México se ubica en el sexto lugar en América Latina, al tener un alto número de homicidios de menores; tan sólo en los últimos 25 años, murieron asesinados diariamente dos niños o adolescentes, menores de 14 años. El último informe anual de Unicef México, refiere que el país ha logrado mejorar sus índices en el acceso a la educación básica; sin embargo, los problemas más grandes a los que se enfrentan los niños, niñas y adolescentes son la situación de pobreza extrema, mortalidad infantil y materna en comunidades marginadas, inequidad por ingreso, origen étnico y género.

La prevención del maltrato infantil requiere de la participación de todos los sectores de la sociedad y de gobierno, a fin de implementar programas eficaces que garanticen brindarle a los menores una educación de calidad que les permita desarrollarse de manera integral.

Otra situación actual que se presenta a nivel mundial es el trabajo infantil, conmemorándose el próximo 12 de junio el "Día mundial contra el trabajo infantil" como una forma de reflexionar sobre la grave situación de los niños que trabajan.

Las últimas cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estiman que en el mundo 215 millones de niños son víctimas del trabajo infantil y 115 millones de estos niños están en trabajos peligrosos. Los estados miembros de la OIT, han fijado la meta de eliminar las peores formas de trabajo infantil para el año 2016, y para lograr este objetivo se requiere una mayor escala de esfuerzo y compromiso.

Entre los peligros vinculados al trabajo infantil en labores domésticas, destacan jornadas largas, violencia física, trato humillante, violencia física o verbal y abuso sexual, riesgos que aumentan cuando conviven en el domicilio del empleador.

Sin duda, el trabajo infantil constituye un fenómeno de alcance mundial, por lo que es necesario fortalecer a nuestras instituciones de los niveles y ámbitos de gobierno para identificar y atender los factores sociales de riesgo que lo propician, a fin de proteger y garantizar los derechos inherentes a los menores, así como su desarrollo integral con el propósito de brindarles mejores condiciones de vida que les permitan desenvolverse en un medio más sano y seguro.

Por lo tanto, ante las diversas y complejas problemáticas sociales que se presentan hoy en día, es importante concientizarnos acerca de la importancia de evitar el maltrato infantil, toda vez que los niños merecen una infancia en donde su única responsabilidad sea crecer y ser felices.