La letra desobediente

Para Manlio…

Lo leí en Etcétera y me quedé sorprendido. Lean lo escrito por Aurelio Contreras Moreno:

 “Javier Duarte cumplirá cinco años como gobernador del estado de Veracruz… La calidad de vida, las inversiones, la seguridad y la economía se desplomaron. No hay obra pública de relevancia. La deuda se ha disparado y sigue creciendo. La inseguridad priva en todo el territorio. La corrupción generalizada y la libertad de expresión se ejerce bajo amenaza, literal, de muerte”.

Soy veracruzano de Tuxpan y podría suscribir lo escrito por el largo trabajo de investigación de la revista que dirige Marco Levario Turcott, quien dice en su editorial que Duarte anda de vacaciones en España. Es algo inconcebible lo que pasa en el estado: los datos son de la Secretaría de Desarrollo Social a nivel federal: 52 por ciento en condiciones de pobreza laboral y 1.1 millones en pobreza extrema, con 25.8 por ciento en condiciones de rezago educativo y 25.7 por ciento sin derechos a la salud. Increíble: 68.5 por ciento, sin seguridad social.

Veracruz vive sus peores índices de credibilidad con los que gobiernan el Estado. Parte por las rencillas con los partidos opositores al PRI, sí, pero también por la verdad de los números en contra de Duarte, según escribe Contreras Moreno:

 “El 17 de febrero de 2015, el gobierno estatal contrató un crédito por mil 338 millones de pesos. Este empréstito fue inscrito ante la SHCP el 19 de marzo. Ni la Secretaría de Finanzas y Planeación ni el Congreso del Estado le notificaron a los veracruzanos de este nuevo crédito… La 63 Legislatura local le extendió una patente de corso al Ejecutivo para seguir endeudándose, sin rendir cuentas, ‘hasta por un monto equivalente a 5 por ciento del total de los ingresos ordinarios que se estiman obtener en el ejercicio fiscal de 2015’, lo que equivale a aproximadamente 5 mil millones de pesos”.

Sorprende el silencio sobre esto ahora que sigue la investigación del asesinato de Rubén Espinosa y los feminicidios de la colonia Narvarte. Si Manlio Fabio Beltrones quiere hacer algo bueno por México, ojalá le haga ver al presidente Enrique Peña Nieto que pongan en orden a Javier Duarte: eso sería apostar por la democracia real. Veremos si es cierto que el PRI quiere cambiar…

Tuxpan, por ejemplo, es huérfano desde que Alberto Silva dejó la presidencia municipal: ni siquiera limpian las playas… De pena.

braulio.peralta@milenio.com

http://twitter.com/Braulio_Peralta