La letra desobediente

Blablablá

Se publicó por primera vez en Planeta La puta de Babilonia, porque los editores de Alfaguara en España se asustaron con la idea de un posible acto terrorista contra sus instalaciones por parte de los musulmanes —legión en la Península Ibérica—. Su argumento: ya se puede decir todo sobre los católicos, pero contra musulmanes —y judíos—, mucho cuidado. El autor, Fernando Vallejo, no se quiso quedar con su manuscrito “antimusulmán”. Más de 300 mil ejemplares vendidos solo en habla hispana, a la fecha,  un orgullo.

Contarlo es actualizar los sucesos de París, donde unos radicales religiosos acabaron con la vida de caricaturistas que se dan la libertad de expresión para externar su crítica a Mahoma. Lo mismo hace el nuevo libro de Houellebecq, Sumisión —que espero leer pronto—. Pero, ¿qué creen? : hay un libro escrito por una mexicana, Sabina Berman, que entra en esa saga donde se cuestiona a las religiones monoteístas de una manera irrebatible—a través de la ciencia—, una obra donde hay un maestro de la universidad de Berkeley, convertido al travestismo, y una bióloga, Karen Nieto, autista, amante de los atunes y lesbiana.  Los musulmanes asesinan al travesti en tierra árabe, lo que desata un thriller digno de “bestseller” o “literatura queer”: que lo elija el lector según su criterio.

Los autistas no entienden de metáforas. Si ya desde el siglo XVI en la Era de los Descubrimientos se daba como hecho que la creación —según el libro del Génesis  es solo una metáfora—, para la bióloga Karen Nieto es más lógica la verdad que contiene la obra de Charles Darwin en El origen de las especies, que la Biblia misma y todas las religiones que de ahí derivan. Porque la perfección del mundo según las religiones es una falacia a los ojos de la ciencia. Punto. Y a partir de ahí Sabina Berman hace de su obra un recorrido para sabotear prejuicios contra la aparente “normalidad” humana. Punto.

Beatriz de Moura, la gran editora de Tusquets, ha dicho que “cuando uno pierde el prejuicio sobre un bestseller” se puede leer al “gran escritor que es” Sthepen King,  junto a otro bestseller, Gabriel García Márquez.

Ojalá no sigamos en esa discusión absurda sobre muy buenos escritores que venden porque comunican perfectamente con lectores de grandes historias. Sabina Berman ha escrito una novela para leerse a diferentes niveles, más allá de cualquier encasillamiento. Lo que sigue es puro blablablá…

braulio.peralta@milenio.com

http://twitter.com/Braulio_Peralta