Posteando

La supuesta renovación de los Legionarios de Cristo

Ante la inocultable conducta de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios, el papa Benedicto XVI intervino la orden en mayo de 2010. Esta decisión se fundamenta en un durísimo documento de evaluación crítica, redactado por cinco obispos visitadores.

En el documento, el Vaticano sugiere la renovación de la orden religiosa, deslindarse de su fundador y revisar su carisma. El Papa Nombra a Velasio de Paolis su delegado cuya misión era generar un proceso de renovación que llevará cerca de tres años.

El proceso culmina con la realización de un capítulo general extraordinario o gran asamblea que redefine las nuevas constituciones que son la base normativa de la orden. El capítulo dura dos meses, enero y febrero de 2014 y elige a Eduardo Robles Gil como el nuevo director general de los legionarios.

Lo más llamativo fue el deslinde crítico de su fundador Marcial Maciel, en su comunicado se lee: "queremos expresar nuestro hondo pesar por el abuso de seminaristas menores de edad, los actos inmorales con hombres y mujeres adultos, el uso arbitrario de su autoridad y de bienes. Y el consumo desmesurado de medicamentos adictivos y el haber presentado como propios escritos publicados por terceros".

Sin embargo, no hay autocrítica institucional pues presentan a Maciel como un asesino solitario que a todos engañó. Dicha tesis es inaceptable, Maciel se basó en la estructura legionaria para llevar a cabo sus fechorías y depredaciones.

Los legionarios de Cristo son una congregación religiosa fundada en 1949 por Marcial Maciel. Su rápida expansión se consolidó bajo el pontificado y protección del Papa Juan Pablo II. Tiene presencia en cuatro de los cinco continentes y se ha establecido en 25 países. Cuenta con cuatro obispos, 800 sacerdotes y mil 800 seminaristas.

Los legionarios son considerados una de las congregaciones católica más poderosas en el mundo con 15 universidades, 43 institutos de estudios superiores y 175 colegios con un alumnado total de aproximadamente 122 mil personas provenientes de las clases altas de países como México, Irlanda, España, Chile y estado Unidos. Su movimiento secular, Regnum Christi, que cuenta con 68 mil miembros en 37 países.

Sin duda alguna entre los miembros de la Legión hay personas buenas y generosas, sin embargo, existen muchas interrogantes sobre su modelo eclesial. Los legionarios de Maciel tenían una clara inclinación por el lucro ¿seguirán siendo extremadamente centaveros? Aun entre los pobres, sus obras sociales lucran económica y mediáticamente como son los casos del banco Compartamos y el Teletón.

Maciel decía "que no había mejor negocio que hacerlo con los pobres". Dichos cuestionamiento aún no han sido del todo despejados por el capítulo general. Porque el modelo parece intacto, aun sin Maciel, los legionarios son un híbrido entre la Iglesia y la empresa lucrativa moderna. De hecho son una empresa eclesial y una congregación empresarial.

Este es el mayor reto que tiene la orden, su difusa identidad religiosa. Hay que ver la película de Luis Urquiza: "La obediencia perfecta", sobre la legión que se estrenará pronto.M