Posteando

Sobre los futuros consejeros OPLES

La democracia tiene la virtud de que todas la voces sean escuchadas pero también, en nombre de la democracia, se pueden hacer los mayores ridículos.

Digo esto porque considero preocupantes las declaraciones del diputado Enrique Mendoza Velázquez, presidente de la Comisión de Asuntos Electorales de la Cámara de Diputados local.

En éstas, nos pide a los consejeros del antiguo IFE en la entidad, que debemos "automarginarnos por dignidad" para el nuevo consejo del OPLE porque tenemos, según el diputado, conocidas inclinaciones partidarias. En términos semióticos hay una proyección: entonces todo consejero electoral es indigno. Ahora comprendo, diputado Mendoza, el trato a los consejeros propuestos por su partido. Porque no se les respetaba su dignidad como servidores, fui testigo, solo les exigían lealtad, disciplina y acatamiento.

Con mi trayectoria he mostrado mi partido, que es la causa de los ciudadanos, que día con día, ahí están las encuestas, se decepcionan de su clase política que no está a la altura de la exigencias del país.

¿Cómo entender que un día antes, Norberto Hernández, haya tenido que renunciar a su militancia panista en 2008 para ser electo presidente del IEEM con el voto mayoritario de la legislatura?

Otra perla es la descalificación que hace el diputado Mendoza del "biólogo" cuando dice: "porque si son biólogos como que no saben mucho". La ley no habla de profesiones específicas sino de ciudadanos con trayectoria probada y de experiencia electoral.

Igualmente, refresco la memoria, para la posición del secretario ejecutivo general del IEEM, que correspondía a su partido, hubo que ajustar los perfiles dictaminados porque Javier López Corral, es ingeniero financiero y no abogado.

Creo que el tema debió plantearse de otra forma: ¿pueden los funcionarios del servicio electoral profesional aspirar a una consejería de los OPLES? El Consejo del INE lo debatió y lo aprobó, dicho acuerdo está actualmente bajo impugnación.

Una tercera observación al diputado, es una cuestión más delicada: afirma que los futuros consejeros deben ser "oriundos del Estado de México". Yo entiendo la dificultad de comprender que fuera del Valle de Toluca, el Estado de México es complejo; ha crecido de 7 millones en 1980 a más de 15 millones en 2010, y gran parte de los actuales mexiquenses, con todos sus plenos derechos constitucionales, son migrantes o recién avecindados. La ley es muy clara, para ser consejero del OPLE se requieren 5 años de residencia.

Pero le tengo una buena noticia, en este momento no estoy interesado en participar en la convocatoria para la integración del próximo consejo. Mi dignidad la tengo muy clara, así como las exigencias y proyectos profesionales como escritor, investigador y periodista. Y como ciudadano me permite la libertad de cuestionar y debatir intervenciones chatas como la suya que solo enrarecen el ambiente político electoral.

Diputado Enrique Mendoza le invito de buena fe, a que contribuya con lealtad al INE a cristalizar una honesta elección de las mejores personas, quienes conducirán los próximos procesos electorales.