Posteando

Oples privilegia burocracia electoral

El resultado de los mejor calificados en las 18 entidades del país, para ocupar los cargos de consejeros de los Oples, han arrojado resultados desconcertantes. Las mejores calificaciones corresponden a servidores electorales.

El grado de dificultad del examen, posibilitó una primera decantación en la que la mayor parte de los ahora candidatos provienen de las estructuras de los institutos locales, del propio INE y de los tribunales electorales. Muchos de los que presentaron el examen comentaron su alta complejidad; este primer filtro, excluye aquellos ciudadanos que no estén tan adentrados en la materia electoral. Y solo aquellos que viven, laboran y operan cotidianamente lo electoral, tuvieron el privilegio de sortearlo.

Me atrevo a pensar que más de tres consejeros generales del actual INE no aprobarían el examen. Igualmente resulta vergonzoso que el presidente del IEEM, Jesús Castillo Sandoval, con tanta experiencia y supuesta prosapia haya quedado fuera. Penoso también, el caso de Policarpo Montes de Oca con más de treinta años de experiencia tanto en el IFE y en el IEEM.

Qué decir de Samuel Espejel que se presentaba como un gurú del derecho electoral. Varios directores IEEM quedaron fuera, algunos de ellos, soberbios, se presentan como grandes conocedores y fueron superados por los que probablemente se tomaron más en serio la convocatoria.

De las listas de los finalistas saltan algunas consideraciones alarmantes. Por ejemplo, solo figuran dos académicos de tiempo completo y ningún miembro de la sociedad civil organizada, llamadas Ong's. Entre los finalistas predominan los abogados como profesión y el Valle de Toluca como el lugar de residencia más repetido.

Menudo lío tendrán los consejeros del INE, pues se ha repetido que la pluralidad profesional otorga mayor alcance y visión a los consejos; y seguramente tienen presente que el Estado de México es mucho más amplio que el Valle de Toluca.

Éste, a la baja, cada vez tiene una significación menor en términos electorales; en cambio, el creciente porcentaje del valle del Anáhuac, zona conurbada al DF, que alcanza cerca de 80% del electorado. Otro elemento a considerar es que un gran porcentaje de los finalistas están ligados de manera directa e indirecta con el PRI.

Otro porcentaje nada despreciable con el PRD y solo algunos con el PAN. Este último dato corrobora el profundo bache por el que atraviesa el blanquiazul con pobre capacidad de operación.

A partir del ensayo presencial del próximo sábado, viene una fase política en el van entrar las fobias y las filias de los partidos políticos. El cruce de información que hasta ahora disponemos, por la generosidad de amigos analistas, nos indican que varios abogados, afincados en Toluca y cercanos al gobierno local, tienen fuertes vínculos con la consejera del INE Adriana Favela. Por lo que sería deseable, con el fin de fortalecer el proceso, que en el caso de los aspirantes a consejeros del OPLE en el Estado de México, la consejera se excuse, sabemos que tiene la suficiente sensibilidad.