Posteando

Creer en México

Una mega encuesta dada a conocer recientemente, muestra una pésima percepción, tanto de creyentes como no creyentes, sobre nuestras instituciones. Nos habla de la pobre calidad de nuestra democracia en especial de los políticos, los partidos, el poder Legislativo y de los gobernadores.

El hecho de que las dos instituciones a las que se les tiene mayor confianza sean la Marina y el Ejército, muestra a qué grado, en nuestro país, la violencia se ha hecho cultura, lo cual es herencia de las anteriores administraciones. Antes, la preocupación era el poder adquisitivo, ahora la seguridad. La Iglesia católica es la tercera institución con mayor grado de aceptación.

El Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC), una asociación de laicos que difunde el pensamiento social cristiano y que goza de la plena confianza de la jerarquía católica, encargó a Ipsos Binsa la realización de una vasta encuesta que llamó: "Creer en México, encuesta nacional de cultura y práctica religiosa".

El tamaño de la muestra fue de 4 mil 313 entrevistas distribuidas en casi todo el país, cara a cara en hogares. Personas mayores de 18 años, con un 95 por ciento de confianza y un margen de error de más menos 1.49 a nivel nacional. Esta encuesta se realizó del 24 de agosto al 26 de septiembre de 2013.

Hay hallazgos muy interesantes. La Iglesia católica figura entre las instituciones con mayor confianza según los datos de la encuesta. Muy por arriba de la CNDH, IFE; presidencia de la república y las televisoras. Sin embargo, a pesar de la confianza, los encuestados expresan reticencias para que la Iglesia participe en el espacio público, en la política y mucho menos que reciban subsidios económicos del Estado.

Cerca de 40 por ciento se siente muy satisfecho con el Papa Francisco. Dato que coincide con UNIVISION que señalaba que cerca de 60 por ciento aprobaba su desempeño. A pesar de este nivel de aceptación que ya la quisiera cualquier político, México tiene uno de los niveles más bajos a nivel internacional. En Italia, Francia, Brasil, por ejemplo, el Papa tiene un índice de aprobación de más de 92 por ciento.

En el conjunto eclesial, llama la atención que los obispos son los menos calificados, reciben reproches en temas como Derechos Humanos, honestidad, tolerancia, solidaridad. Y, por el contrario, en todos estos rubros son las religiosas las que reciben el mayor reconocimiento y aceptación. Es indudable que a pesar de las apariencias, el trabajo y dedicación de las religiosas son altamente apreciadas por la sociedad.

Es de destacar que los encuestados muestran poca tolerancia hacia los homosexuales y las parejas gay. Por el contrario, sorprende la mayor flexibilidad frente al aborto cuando se presenta por violación, peligro de la madre o el bebé sufre enfermedad incurable.

Los encuestados ¿qué esperan de la Iglesia? Pues que se comprometa en ayudar a los pobres y que tenga un mayor protagonismo en tareas de desarrollo y caridad, así como que hagan a fondo su misión, es decir, ensañar la religión.