Posteando

Consejeros del IEEM bajo sospecha

El actuar de los actuales consejeros electorales ha sido puesto en duda por el propio INE. Mientras muchos medios de Toluca tratan de revestir de cabalidad los actos de las autoridades electorales que intervinieron en las pasadas elecciones, pesa sobre el consejo general del IEEM la sospecha del sesgo y falta de independencia frente a los grandes poderes establecidos en la entidad. El 31 de agosto se reunió por tercera ocasión en sesión extraordinaria las Comisiones Unidas de Vinculación con los Organismos Públicos Locales y Temporal para el Seguimiento de los Procesos Electorales Locales 2016-2017 INE, celebrada en la sala de consejeros del propio Instituto. Ahí tuvieron la sesión en la que se analizó el informe sobre el desarrollo de las sesiones de cómputo de los Procesos Electorales Locales 2016-2017. Según se desprende de la versión estenográfica, el IEEM incurrió en serias y graves omisiones en el proceso de cómputo y predominó la obstinación para no abrir paquetes ni recontar todos los paquetes en los que se acreditaba alguna de las causales, argumentando que no eran determinantes para el resultado de la votación en la casilla. El informe dice: "Cabe resaltar que en esta información pudo advertirse una clara diferencia en la amplitud del recuento de votos de las tres entidades y el Estado de México, con un número reducido de recuentos en esta última entidad" el texto dado a conocer por Carmen Colín, directora de operación de la dirección de organización electoral. Ya habíamos advertido la absurda cerrazón del consejo general para abrir paquetes durante el cómputo, máxime cuando se había cantado que serían poco más de cinco mil paquetes, apenas se reabrieron poco más de 3 mil. Muchos especulan el ajuste forzado a las cifras del conteo rápido tanto del PREP como los cómputos. Mientras en Coahuila se instalaron 3 mil 627 casillas, de las cuales se recontaron 3 mil 303 paquetes, es decir, el 91 por ciento; en la elección a Gobernador de Nayarit se instalaron 1 mil 624 casillas, las cuales fueron recontadas en su totalidad. Hay muchas otras anomalías graves: cerrazón de servidores electorales, lentitud, falta de condiciones logísticas, informes incompletos. Es claro que la instrucción vino del consejo general del IEEM. Por tal motivo se propuso dar vista a la Secretaría Ejecutiva del INE para que iniciara un procedimiento que podría llegar a la remoción de los consejeros del IEEM, lo cual fue rechazado por consejeros como el dueño del INE: Marco Antonio Baños ¿Sabremos algún día la verdad? O seguimos en el cochinero.