Del plato a la boca

El regreso de Rene Redzepi y el NOMA

La fama y la gloria han regresado a la cocina de Dinamarca, la crítica y los conocedores han efectuado su voto y tenemos los resultados; la lista San Pellegrino 2014 ha condecorado con el primer puesto al restaurante Noma, ubicado en Copenhague, Dinamarca, y dirigido por el chef René Redzepi; el danés de 34 años, quien tuvo oportunidad de trabajar en el ahora cerrado El Bulli, junto a Ferrán Adría, vuelve a alzar los brazos por su esfuerzo.

Está situado en un antiguo almacén a orillas del río en el barrio de Christianshavn en el centro de Copenhague, dicho edificio está ubicado junto a la Plaza de Comercio de Groenlandia (en danés: Grønlandske Plads Handels), la cual, fue centro para el comercio de pescado seco, arenques salados, aceite de ballena y pieles durante 200 años, para las Islas Feroe, Laponia, Islandia, Groenlandia. En 2004 la bodega se convirtió en Casa del Atlántico Norte, dedicada al arte y la cultura de la región. Dio inicio ese mismo año, el diseño interior del restaurante es por Signe Bindslev-Henriksen.

Pero así como el planeta tiende a girar, las expectativas de Redzepi también; tras un viaje a Japón, hace aproximadamente cinco años, la variedad culinaria dejó asombrado a este chef, quien a su regreso busco plasmar el conocimiento adquirido en su propia cocina, tras este último nombramiento por parte de la Revista británica Restaurant los proyectos de expansión resuenan en el ambiente, una apertura en la ciudad de Tokio ha despertado el interés de propios y extraños, ya que, con esto se estaría gestando una fusión entre la comida nipona y la danesa, ya sea por mero experimento o como un proyecto más complejo no deja de sonar interesante para el mundo restaurantero. Cabe mencionar que el Noma tuvo un cambio de sede, temporalmente, a Londres en el marco de los juegos Olímpicos en 2012.

Entre aplausos, festejos y todos los reflectores mundiales, vemos como una estrella resurge, aunque muchos ya comienzan a prepararse para el siguiente año, obviamente bajo la influencia de estos grandes; al preguntar ¿Qué es el Noma? ¿Qué lo hace el mejor del mundo? Lo que podemos responder es: originalidad e innovación, habría que merodear en internet y ver sus platillos, los cuales en esta ocasión podríamos decir que parecen macetas, con un discurso de naturalismo gastronómico, estilo que sin duda comenzará a llenar los platillos alrededor del mundo, esperemos que México igual lo tome, ya que en este caso nuestros productos de recolección y de temporada lo necesitan, tanto como sus consumidores.