Nada personal, solo negocios

Antes de abrir el TLCAN, Argentina nos envía 25 mil toneladas de trigo

Muchos anuncios tienen más mensaje que acción. Lo sabe el presidente Trump, aún empecinado en levantar el muro en la frontera. Más que una barrera física —casi imposible de concretar por razones geográficas, de infraestructura y de presupuesto—, sabemos que representa una declaración de hostilidad.

Y si de mensajes se trata, creo que tampoco es suave el que dará en dos meses el sector agroindustrial local con la llegada al país del primer embarque de 25 mil toneladas de trigo panificable que compraron diferentes productores en Argentina, justo cuando comienza la renegociación del TLCAN.

“Esto es el resultado de la gira que hicimos a Argentina y Brasil buscando proveeduría de cuatro granos: maíz amarillo, soya, arroz y trigo panificable”, explica Raúl Urteaga Trani, coordinador general de Asuntos Internacionales de la Sagarpa y quién no solo participa de
estas giras, sino que estará en las mesas de trabajo de la renegociación del tratado.

De Argentina se espera que este envío salga desde el puerto de Rosario, pero aún no está confirmado a qué terminal marítima local llegaría. Están en la lista Progreso, Altamira y Veracruz.

“La operación la hace directamente la Cámara Nacional de la Industria Molinera de Trigo de México y los vendedores son varios productores privados de Argentina”, refiere el funcionario. El negocio además no es menor: México importa cada año 4.5 millones de toneladas de este tipo de grano en particular.

La demora en el despacho de esta compra no se debe a temas logísticos, sino a cuestiones sanitarias: permisos, certificaciones y alineación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de Argentina, su par local, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

“Si bien esta es una negociación entre empresas, no de Sagarpa, sí le puedo adelantar que los precios del trigo argentino son muy competitivos versus los de EU, además nos conviene por la estacionalidad de sus cosechas que es a la inversa que las de EU y Canadá”, abunda Urteaga,
“lo que también ayuda es el costo por barco”. Hace unas semanas, el secretario José A. Calzada había calculado que este costo representaba apenas 1 por ciento del valor total de la carga. Según un artículo publicado en FT Mercados por Gustavo Stok hace algunas semanas, el costo de enviar una tonelada de granos desde EU a México es de 16 dólares, mientras que desde Argentina es de 30 dólares.

“Sin duda este primer embarque es una gran señal de México a EU y es una gran oportunidad para que fortalezcamos nuestros canales de comunicación política, económica y de integración con Sudamérica”, agrega el funcionario de la Sagarpa.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson