Nada personal, solo negocios

Los saltos cuánticos de Ve Por Más

Grupo Financiero Ve por Más es de los bancos más pequeños, pero de más rápido crecimiento en los últimos años, casi al triple de lo que se expande el mercado financiero nacional. Con 12 años en el mercado, lleva el sello de Antonio del Valle, ex directivo de Banco Bital y dueño de Mexichem junto a un nutrido grupo de empresarios locales como los dueños de Lala, la familia Clariond de Monterrey o la familia Beckmann.

“Vamos a duplicar el tamaño del banco en los próximos dos meses”, dice Tomás Ehrenberg, director general de Grupo Financiero BX+. Este dato puesto en el contexto adecuado es una excelente noticia. ¿Por qué? Porque hace dos años sumaron a un socio europeo (el Banco Popular Español) que con una inyección de mil 900 mdp por una cuarta parte del banco y eso detonó un plan de triplicar su tamaño de 2014 a 2018. “Pero a un año y medio vamos más rápido de lo que esperábamos y la meta se cumplirá antes del 2018”, abunda el ejecutivo.

Cuando se logre este hito estarán listos para hacer una colocación en la Bolsa Mexicana de Valores, conseguir nuevamente capital fresco y volver a poner la vara alta para triplicar nuevamente su tamaño en tres años (hasta 2021).

Y no solo están armando estos tiros triples para crecer, sino que comenzaron a estar muy atentos en el mercado para comprar (“si sale una buena oportunidad puedo pedirle a mis accionistas más capital”) un banco para crecer de manera inorgánica.

¿Cuál es el diferencial de este banco? Que quiere ser banco boutique (que en personas físicas está enfocado a los segmentos altos) y que repite en sus estados financieros y en su comunicación con sus clientes la palabra ‘impecabilidad’ como uno de sus bastiones para construir relaciones de largo plazo con su cartera. “Lo nuestro es más calidad que volumen, no nos interesa tener una red de cientos de sucursales, sino acercarnos a los clientes y crecer de manera digital a través de los teléfonos inteligentes para que desde allí hagan todas las operaciones que quieran, incluso bursátiles”, agrega Ehrenberg quien tiene un largo currículum de su paso por Banamex, Banco Nacional de México y BBVA Bancomer.

En dos o tres meses BX+ hará el lanzamiento oficial de toda su área de banca electrónica (sobre todo en banca móvil), donde han invertido unos cuantos millones de pesos.

El año pasado, el banco creció a doble dígito y las cifras de 2016 siguen siendo positivas: solo en el primer trimestre del año los depósitos de este banco crecieron 55% (más que ningún otro competidor). Y este dato (si bien es también reflejo de un banco pequeño dando sus pasos grandes) es importante en un contexto donde la economía crece un 2% anual y los créditos apenas 14%.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson