Nada personal, solo negocios

¿Qué pasa en Chihuahua que crece más que México?

Más seguridad y más educación”. Así de simple, me explicó Jaime Herrera, secretario de Hacienda de Chihuahua, fue la fórmula para que su estado fuera de los tres que más crecieron en 2013 (cerraron el tercer trimestre con 5.1% arriba).

Las lluvias que dejaron los huracanes Ingrid y Manuel el año pasado, le devolvieron humedad a sus campos, secos desde hacía 3 años. Por eso, la agricultura y la ganadería crecieron 17%. En promedio el resto de los estados agrícola-ganaderos solo aumentaron 1%. “Este ha sido un repunte extraordinario, además ayudó al sector agroindustrial a tener también un crecimiento por encima del resto de México”, agregó el funcionario.

Chihuahua pasó de ser un expulsor de proyectos a un imán de inversión extranjera directa (IED). En 2013 hubo inversiones por mil 680 mdd (el segundo destino después del DF en todo el país). Las principales apuestas fueron para el sector manufacturero con marcas como Delphi, Bosch, Honeywell, Safran, Wistron y Yasaki.  Para este año ya hay anuncios por otros mil 200 mdd, buena parte de ellos de empresas asiáticas.

“El regreso de la inversión se debió a un cambio en la percepción de seguridad, a una caída en el índice de secuestros y homicidios”, agrega Herrera.

De 2010 a 2013, la tasa de homicidios cayó en 68% (de 5 mil 391 a mil 706 casos) y los secuestros disminuyeron 75%, según la fiscalía del estado. Su último informe reporta que fueron desbaratas 97 bandas de secuestradores en dos años.

Y el otro factor de esa fórmula, la educación, también requirió de inversión extra. Después de estar Ciudad Juárez y el resto de la frontera estatal en una situación casi tan peligrosa y temeraria como la de otras zonas del país, la entidad sumó seis nuevas universidades tecnológicas y 11 bachilleratos extra, con lo cual subió en 110 mil el número de plazas disponibles para los jóvenes. Hoy es de los estados que tiene una cobertura educativa casi total.

“Esperamos cerrar este 2014 con un crecimiento del PIB estatal por encima de 5%”, concluye Herrera.

Ayer Chihuahua estaba en el ojo del huracán como está hoy Michoacán: inseguridad, violencia y actividad económica frenada. Ahora es un imán de inversiones y solo bastó (parece) enfocar la energía en dos puntos centrales: seguridad y educación. Simple, ¿no?

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson