Nada personal, solo negocios

Oracle apadrina la productividad de México

No puede ser que México esté en el último lugar de la OCDE en productividad. Hay una relación directa entre productividad y las tecnologías de la información y es ahí donde tenemos como empresa que empoderar al país”, dice Javier Cordero, director general de Oracle México.

Primero digamos las cosas por su nombre: más productividad no es trabajar con mayor intensidad ni mayor número de horas, sino trabajar de una manera más inteligente y aprovechar las innovaciones para lograrlo.

De hecho está medida por la OCDE la relación directa entre crecimiento de la productividad como principal impulsor de los niveles de vida, un dato que lo acentúa en cada discurso Ángel Gurría, secretario general de la organización.

Según el economista Paul Krugman, la productividad no es todo, pero es la única herramienta para un crecimiento sostenido (algo así como la versión S XXI del refrán de “el dinero no hace la felicidad, pero ayuda a conseguirla”).

Por eso, uno de los compromisos que se ha trazado esta firma de tecnología es la de ayudar al sector público y privado, a sus clientes grandes o micro a mejorar su productividad con base en su abanico de soluciones. Oracle lleva seis años agregando a su negocio tradicional de fierros soluciones tecnológicas en las que ha invertido unos 50 mil mdd para dar atención a cualquier tipo de industria de punta a punta.

La marca está detrás —aunque no se sepa— de muchos de los negocios más disruptivos de los últimos tiempos como Netflix, Uber o AirBNB.

“En México, por ejemplo, aplicamos en el IMSS y en el Issste soluciones basadas en CRM (gestión de información de clientes) y se logró aumentar en 20 por ciento la atención en estos centros de salud”, refiere Cordero.

De hecho se han puesto la vara a esa altura, porque evalúan cada proyecto que llega a la empresa y si no cumple con la meta de generar como mínimo un 20 por ciento más de productividad, prefieren no tomarlo.

Para Oracle a escala global, México es un destino de valor: somos su primer mercado latinoamericano, con una facturación cercana a los mil mdd, mil 800 empleados y están creciendo doble dígito dentro del negocio de las TI (y “ese primer dígito no es ni 1 ni 2”, agrega el ejecutivo).

El dato es valioso si se tiene en cuenta que, según los últimos datos publicados por IDC, el crecimiento total en inversión en TI en América Latina aumentará solo 3.9 por ciento (llegando a los 274 mil 200 mdd).

“Estamos buscando que el país esté en el top 5 del mundo en ingresos”, agrega el director, quien continúa buscando clientes que se animen a probar nuevos mecanismos que los saquen de la meseta de baja productividad actual.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson