Nada personal, solo negocios

Lo que significa el adiós a Mr. Tsuru

“Buen camino, Tsuru”, reza la campaña de Nissan para jubilar al modelo más exitoso en su historia en el país.

En unas tres décadas se vendieron más de 2.4 millones de unidades de este vehículo que la marca japonesa ensamblaba en su planta CIVAC de Cuernavaca (la segunda que la armadora montó fuera de Japón hace 51 años). Tan mexicano el Tsuru y, a diferencia de la mayoría de los vehículos, solo se exportó 16 por ciento de la producción.

“Todos tenemos alguna historia en un Tsuru”, dice Mayra González, presidente y director general de Nissan Mexicana. Curiosamente, en japonés tsuru significa grulla de corona roja y simboliza la longevidad.

Para despedirse, ella misma escribió una carta que firmó y que se entrega junto con la última edición limitada que se lanzó del modelo. Son mil unidades numeradas, todas en Azul Orión con una serie de detalles exclusivos tanto en su estructura como en los amenities. “Ya hemos vendido la mitad de la serie y para el último Tsuru mexicano tenemos pensado subastarlo en línea antes de que termine este mes”, explica González.

Pero la despedida también es una señal de cambio, y en vez de cacarear un reemplazo en ese target, la ejecutiva prefirió enfocar ahora toda la energía a la otra punta del espectro de productos: el Nissan GT-R 2017, más conocido como Godzilla, un coche deportivo de 565 caballos de fuerza.

El sector completo ha vivido un raro año de incertidumbre pero de récord en ventas.

“Cuando se anunció la renegociación del TLCAN, más allá de los negocios, decidí hablar con todo el personal y decirles que Nissan sigue, que todos los planes se mantienen, business as usual”, cuenta la ejecutiva que tiene 17 mil empleados a cargo y que con 25 por ciento del mercado automotriz en sus manos impacta ni más ni menos que en 1 por ciento del PIB nacional.

“El mensaje surtió efecto porque fue un récord, el mejor año en su historia al cierre fiscal de marzo 2017”, afirma. En 12 meses, la firma vendió 406 mil 995 unidades, 14.3 por ciento más que en el año previo y con este son ocho los años en que Nissan es la líder en el sector, con 24.9 por ciento de participación.

Con este impulso, México ya es el cuarto mercado para Nissan, solo precedido por Estados Unidos, China y Japón. “Pero a muy poco de superar incluso a Japón”, añade la ejecutiva, que mantiene todo su pipeline de inversiones en Aguascalientes, donde se levanta la nueva planta COMPAS (Cooperation Manufacturing Plant Aguascalientes), una alianza entre Renault-Nissan-Daimler que comenzará a producir a fines de este año y donde se fabricarán, a partir de 2018, los nuevos compactos de Mercedes Benz e Infiniti.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson