Nada personal, solo negocios

La minería vuelve a atraer empleo

Cada trimestre, Manpower revela su encuesta de expectativas de empleo. Es un termómetro para saber cuánto piensan los empresarios aumentar, o no, las nóminas en sus sectores.

En la reciente edición llama la atención el resultado que dio la tendencia neta de empleo en el sector Minería y Extracción. Para el último trimestre del año se espera un crecimiento de 31% en la contratación de empleos en este sector, el número más alto en años, al menos en los últimos cuatro no hay una cifra similar. El mejor dato previo fue a mediados de 2012, donde el índice de empleo potencial rondaba 23%.

¿Es un efecto anticipado de los cambios que traerá la reforma energética?, pregunté a Mónica Flores, CEO de Manpower Group Latinoamérica. La respuesta fue no. “El pronóstico en las regiones del noreste y el del Valle es de +28% y + 26%, y son los más fuertes desde que la encuesta comenzó en 2002. El optimismo se debe al sector minero, detrás de la confianza de los empresarios está la demanda de metales”, dijo.

Los datos positivos de Manpower para la última parte del año van a contracorriente de los datos del sector del inicio de este 2014. En el primer semestre de este año, la industria minera reportó un total 342 mil 470 trabajadores, apenas un crecimiento de 1.3 % respecto al mismo periodo del año anterior.

A pesar de los cambios en la ley (entró en vigor en enero y donde las mineras deben pagar 7.5% sobre el flujo de operación y un 0.5% adicional a las ganancias en minerales preciosos) las inversiones no dejaron de llegar. San Luis Potosí es el principal destino de inversiones en exploración minera en América Latina y el cuarto a escala mundial, según la consultora Metal Economics Group.

“Sigue siendo sexy —la minería en México—, pero ha entrado, creo, en esta etapa de rediseño”, dijo hace semanas Tomás Iturriaga, CEO de GoldCorp.

Ahora, ¿qué tanto de las expectativas de la encuesta que hace Manpower se convierten en realidad? Vale la pena ponerse en la tarea de comparar las gráficas de su encuesta de expectativa de empleo versus la de los trabajadores registrados formalmente en el IMSS para ver que el margen de error es mínimo.

Solo faltará medir cuánto crece este dato del sector minero una vez que comiencen de manera concreta las inversiones que promete la IP con la nueva reforma energética.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson