Nada personal, solo negocios

Los "millennials" son más comunes de lo que nos quieren hacer creer

Es la palabra del momento; es el nicho de mercado que más litros de tinta ha generado de estudios en los últimos tiempos; es la denominación sexy que acompaña a cualquier campaña de marketing; es la primera respuesta cuando no se sabe a quien echarle la culpa de que un nuevo negocio o un producto no funcione.

Los millennials, esos raros —parece— jóvenes nacidos entre 1980 y 2000 ha disparado el negocio de la consultoría, como lo hizo el de la tecnología con el Y2K.

¿Tan raros son? “Hicimos una encuesta entre 19 mil millenniales en todo el mundo y se rompieron muchos de los estereotipos, como que son poco comprometidos o que no quieren trabajar”, dice Mónica Flores, presidenta de ManpowerGroup LATAM.

En tres años, esta generación será un tercio de la fuerza laboral mundial y muchos de los estudios que se han publicado sobre su perfil general los describen como desleales, individualistas y perezosos… pero parece que la realidad mata al mito.

“Cuando les preguntamos si pensaban trabajar toda la vida, nos dijeron que sí; cuando les preguntamos si en la misma empresa, también nos dijeron que sí, pero con un plan de carrera que les permita ascender”, señala Flores. De hecho, por ejemplo, 85% de los millennials mexicanos se siente optimista sobre sus perspectivas inmediatas de trabajo y 73% confía en que si pierde su principal fuente de ingreso, en un lapso de tres meses puede encontrar un trabajo igual o mejor.

El año pasado, el IBM’s Institute for Business Value presentó el informe “Mitos, exageraciones y verdades incómodas: la historia detrás de los millennials en el trabajo”. Entrevistaron a mil 784 empleados de 12 países y no encontraron evidencia empírica de diferencias brutales. Es más, hay más similitudes que nunca. Por ejemplo, 25% de los millennials quería generar un impacto positivo en la empresa, lo mismo quieren los Generación X (21%) y los Baby Boomers (23%).

“Otro mito que se rompió es sobre cuánto trabajan y lejos de lo que se cree, trabajan mucho. Sucede que esta generación, si bien puede irse más temprano a su casa, está conectada siempre y trabaja desde donde quiera. En México, 79% trabaja más de 40 horas semanales”, cuenta Flores. Es más: 4 de cada 10 está trabajando a la vez en dos o más puestos de trabajo pagado.

La verdad es que creo que en vez de seguir pagando consultoría y estudios para entender a los millennials, habrá que usar esos recursos para cambiar asesor a los directivos de las empresas y sus áreas de RH sobre como deberán atraer y retener a empleados que quieren más retos, trabajar por proyectos (y no de 8 a 18 hs) y con las mismas ganas de sus pares mayores de tener mayor y real balance de vida y empleo.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson