Nada personal, solo negocios

Uno de los mejores 90 años de Dupont en México

México fue el primer país fuera de Estados Unidos donde Dupont abrió una filial internacional. Eso fue hace nueve décadas, y este año —en que prepara festejos y separaciones de negocios— pinta con los mejores colores para la compañía.

Si bien en el país tiene 10 unidades de negocio, podríamos dividirlas casi en partes iguales entre sector alimentos, energía y protección.

Y dos de los negocios industriales a los que más le apuesta son precisamente el energético y el automotor, en los sectores con mayor movimiento en los últimos tiempos.

"Estamos en diferentes partes de la industria energética. Ahora participamos activamente con el gobierno y con la academia para transformar la energía en temas más biotecnológicos. Vamos a participar aportando ciencia e innovación", me decía Claudia Jañez, la nueva presidenta y directora general de Dupont México, Centroamérica y el Caribe. Es la primera vez que una mujer ocupa este cargo en la firma en el país.

En el caso de la industria automotriz, la empresa es una de las principales proveedoras de polímeros (plásticos) para casi todas las armadoras en el país, a las que les hace "productos a la medida" instalados directamente dentro de las plantas automotrices.

Pero más allá de las perspectivas de crecimiento, este aniversario los encuentra en medio de una de las mayores transformaciones de la marca en 200 años: la escisión de una de las áreas más dinámicas de negocios que se convierte en una nueva empresa que funcionará de manera independiente.

A partir del 1 de julio se separan de Dupont los negocios de su segmento "químicos de alto desempeño", que incluye el titanio (y su enorme planta en Altamira), los fluoroproductos (gases refrigerantes) y el teflón.

Esas unidades quedan debajo del paraguas de una nueva unidad llamada The Chemours Company. "Esta es la primera vez que Dupont no vende una unidad de negocios ni a terceros ni a fondos de inversión, sino que decide invertir en ella y hacerla crecer sola", agrega Jañez. A cargo de esta nueva empresa está su predecesor en Dupont, Luis Rebollar.

Otro negocio en los que esperan crecer este año (y a doble dígito) es el alimenticio. De hecho acaban de destinar un millón de dólares para un centro de investigación en panificación que tienen en la Ciudad de México.

"Yo estoy encantada con el panorama que viene", comenta Jañez, quien trabaja en varios frentes para ofrecer al corporativo internacional un crecimiento en su facturación para este año de 2 por ciento. "Siempre crecemos a la par de la economía del país", remata.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson