Nada personal, solo negocios

Lo malo de tener satélites nuevitos

La buena es que tenemos un nuevo satélite. La mala es que va a estar guardadito un tiempo hasta que sea lanzado. La peor: México se pudo haber ahorrado varios millones de dólares en el costo de su lanzamiento.

Y es que esta semana Boeing anunció que terminó el ensamble del satélite Morelos 3, con el que complementará la renovada constelación mexicana.

El Morelos 3 no será puesto en órbita de inmediato, pues estará en resguardo (junto con otro satélite mexicano, el Centenario) en espera del lanzamiento. Los dos satélites, más el Bicentenario —que fue construido por un subcontratista de Boeing y lanzado desde Guyana en 2012 por Ariannespace—, conforman el sistema Mexsat, operado por el gobierno mexicano.

Lo que se conoce como la “nueva generación” de satélites mexicanos, ayudará a desplegar una nueva era de servicios móviles, de datos y voz, así como ampliar el acceso a las telecomunicaciones de punta a regiones del país que por ahora están en áreas grises.

El sistema Mexsat, concebido por la administración de Felipe Calderón, contempla una inversión de 21 mil mdp. Simplemente a los contratos con Boeing se destinaron unos mil millones de dólares.

Ahora bien, se supone que el Morelos 3 y el Centenario serán lanzados por cohetes Atlas V, de la empresa United Launch Alliance (ULA, una sociedad entre Boeing y Lockheed Martin). Esta línea de cohetes funciona con motores RD180, que provee la firma rusa NPO Energomash. Pero ante el temor de que los cohetes Atlas suban satélites militares (que conforman más de 80% del mercado de ULA) pudieran emprender labores de espionaje sobre suelo ruso, el gobierno de Rusia ordenó terminar con el suministro de los motores para cohetes.

Firmas como SpaceX, fundada por el empresario Elon Musk, están interesadas en ampliar su negocio de lanzamiento de satélites bajo la campaña de que sus operaciones son hasta 50% menos costosas que las de la competencia, en específico las de ULA.

Así que si SpaceX es aprobada por el gobierno de EU para operar lanzamientos de satélites (inclusive con fines militares), seguramente el mercado se abaratará. Pero eso no importa tanto ya para el sistema Mexsat, pues tanto el Morelos 3 como el Centenario esperan su conteo final para salir al espacio en un cohete caro de ULA y Boeing.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson