Nada personal, solo negocios

Somos jugadores empedernidos (Microsoft y Sony lo saben)

Mañana será el primer cañonazo del nuevo capítulo del enfrentamiento entre dos gigantes de los videojuegos, y México es uno de los países invitados de lujo.

Así, cuando se venda o entregue la primera de las consolas Xbox One en alguno de los puntos de venta en el país, oficialmente se llegará a un nuevo nivel en el pleito de mercado entre Microsoft y Sony.

México fue uno de los 13 países que Microsoft eligió para lanzar One, la reciente versión de la plataforma Xbox. Cabe recordar que la edición 360 ha sido un hito espectacular, con ventas globales de casi 80 millones de unidades.

El precio de salida de One es de unos 8 mil 500 pesos (499 dólares) y es considerado el más alto de una consola de videojuegos en la historia del país. Eso quizá no detendrá a muchos jugadores mexicanos, que en colectivo de 18 millones de consumidores activos (según Newzoo) conforman uno de los bloques más apetitosos para los desarrolladores de plataformas y software.

Los japoneses de Sony no se quedan atrás. En EU presentaron su PlayStation 4 la semana pasada y ya reportan 1 millón de unidades vendidas. En México, la consola se venderá a partir del 29 de noviembre en 399 dólares. Su PlayStation 3, que lleva en el mercado un año menos que Xbox 360, vendió un piquito más de los 80 millones de unidades, según VGChartz.

Los compradores tendrán que considerar que Xbox One incluirá en su entrega la nueva versión de Kinect (el sistema para jugar sin cables y con gestos). Sony no ha revelado si su PS4 vendrá con equipamiento similar incluido.

Estos lanzamientos confirman la visión que Microsoft y Sony (y Nintendo, la reina del sector con más de 300 millones de unidades vendidas de sus consolas Wii, DS y 3DS), tienen aquí uno de los mercados líderes.

Y es que las diversas firmas de estudio (PwC, KPMG, DFC, NPD) ven al país como líder de mercado en América Latina, por encima de Brasil en el monto de dinero y en el gasto per cápita de los jugadores.

Este año se esperan ventas por más de 17 mil mdp, pero lo caliente que se pondrá el fin de año con la Xbox One y PlayStation 4 podría detonar más ventas. El final del Buen Fin quizá no ha llegado para muchas firmas minoristas, que esperan una nueva saga con la pelea entre gringos y japoneses por los jugadores mexicanos.

barbara.anderson@milenio.com o Twitter: @ba_anderson