Nada personal, solo negocios

Inversionistas mexicanos con su propia isla en Belice

Hoy se presenta en sociedad Cay Chapel, una isla privada en Belice de 100 hectáreas, con residencias privadas, marina, golf y hotel de lujo, que promete ser uno de los destinos más exclusivos de Occidente.

Detrás de este proyecto de 350 mdd —que se inaugurará en 2021— hay un grupo de inversionistas y desarrolladores mexicanos que encontraron una de las últimas perlas disponibles en el Caribe con el segundo arrecife de coral más grande del mundo.

“Es nuestro primer desarrollo turístico fuera de México, que tendrá la infraestructura necesaria para ser única; incluso tendrá los primeros bungalows sobre el mar, como los de la Polinesia”, cuenta Jaime Fasja, fundador y co-CEO de Thor Urbana Capital.

Para este proyecto invitaron al lagunero Grupo Orlegui, a un grupo de socios (family officer) que siempre apoya sus proyectos y a otros desarrolladores, como GCA Inmobiliaria y a Inmobilia.

La isla queda estratégicamente a 45 minutos de vuelo de Cancún, a hora y media de CdMx y a una hora de Miami y se puede llegar a ella tanto en avión desde Ciudad Belice como en lancha (25 minutos) atravesando un mar traslúcido turquesa.

“Cay Chapel contará con instalaciones de lujo y una variedad de actividad que no es posible hoy en ningún destino del Caribe”, agrega desde su oficina en Torreón Alejandro Irarragorri, presidente de Orlegui Corporativo, que tiene en su estructura a varios negocios entre ellos el Club Santos Laguna, Estadio Corona, Territorio Santos Modelo, Impulso TSM, Consorcio Vibosa Orlegi, Generación Energética Industrial y JALSER.

La isla tendrá, entre sus exclusividades, un campo de golf diseñado por Greg Norman y Lorena Ochoa, una marina de última generación que promete ser el hub de embarcaciones privadas en el Caribe, un hotel de lujo con 100 habitaciones (que en pocos días se anunciará qué cadena internacional lo operará) que se completa con un conjunto de 36 villas privadas frente al mar con 20 metros de playa propia cada una.

“Cerramos una alianza además con Fabien Cousteau, nieto de Jacques Cousteau, para tener un centro de exploración marina, ya que estamos en uno de los destinos de buceo del mundo”, destaca Fasja.

Aún sin revelar datos del costo de cada uno de los terrenos para casas privadas, ya han tenido visitas desde Europa y EU de interesados en ser los primeros propietarios de esta isla de 26 km, en un enclave único y con una infraestructura que promete lujo y exclusividad.

“Este desarrollo nos abre además las puertas a Centro y Sudamérica”, prevé Fasja, quien sigue mientras tanto de cerca sus aperturas locales este año de The Harbor (Mérida), Town Square (Metepec) y The Landmark (Guadalajara) y en el mediano plazo la de The Ritz-Carlton en CdMx.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson