Nada personal, solo negocios

Un nuevo amanecer gasolinero

Llegó el "día G". Hoy se abre por completo la importación de gasolina y diésel en México, y lo más interesante de lo que se ha escuchado en torno al tema es que los conductores podrán utilizar una app para pagar por el combustible y que algunas estaciones de servicio hasta pondrán a su disposición lavanderías.

Y todo esto viene de Gulf, la única empresa internacional que al momento ha dicho "esta bomba es mía". Porque de acuerdo con su director general en México, Sergio de la Vega, antes de agosto la legendaria marca anaranjada (que inventó por cierto el concepto de las gasolineras en EU) abrirá unas cuatro estaciones de servicio, para redondear el año con 100.

Y no solo eso. La empresa se trazó la meta a tres años de sumar 2 mil gasolineras y acaparar hasta una cuarta parte del mercado.

Tomando en cuenta que a la fecha el universo de estaciones de servicio en el país ronda las 11 mil unidades, la misión de Gulf es, por lo menos, bastante ambiciosa. En pocas palabras, tendrá que despachar por unidad más gasolina que sus rivales. Y además, debido a la competencia que se espera surja de un mercado abierto, tendrá que jugar con valor agregado.

De ahí que Gulf ofrezca a sus futuros clientes una aplicación para pagar la gasolina por adelantado, así como el servicio de lavandería. Es decir, uno podrá dar un clic para pagar por sus litros de Magna o Premium, dejar un bulto con la ropa sucia, y pasar después a recogerla limpia y planchada.

Hasta ahí hay cierta imaginación para vender la inercia de millones de consumidores, acostumbrados a llenar donde sea porque al fin de cuentas vale lo mismo.

Ahora, en lo que está por venir, a diferencia de la noción de que de la noche a la mañana, o sea casi del momento de que yo tecleo esto y mañana se lee en MILENIO, habrá un parteaguas gasolinero... todo parece indicar que no.

Según la agencia especializada Opis, el volumen incremental (sobre lo que ya está pedido por Pemex al mercado foráneo) va a ser muy pequeño en el corto plazo y se limitará a algunas entregas por camiones.

La IP, tan ávida de hincarle el diente al negocio, tendrá muchas limitantes, sobre todo competir en los mercados internacionales, en logística, en precio y en cadena de distribución contra... Pemex y su brazo PMI.

El negocio se comenzará a mover a largo plazo, dice Opis, con entregas vía tren y con producto almacenado en Monterrey.

No vaya a ser que los grupos locales se den cuenta de que la libre competencia les salga más cara y terminen pidiendo que Pemex los vuelva a surtir.


barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson