Nada personal, solo negocios

Gasolineras de la CdMx se amparan por “engomado”

Cuando un empresario pide (o pedía) una franquicia de una gasolinera a Pemex, ésta le da un número de serie. Podríamos decir que ese es su "número de placa".

Cuando se implementó el Programa de Contingencias Ambientales Atmosféricas, a fines de marzo, uno de los puntos incluía a las gasolineras y aplicaba el mismo racional de "pares y nones" que los coches.

"Esta medida no tiene ninguna lógica ni planeación y generó incluso más contaminación. Si los clientes encontraban una gasolinera cerrada se trasladaba a otra, y eso provocó rutas ineficientes, más circulación y por más tiempo la gente en sus vehículos", me explicaba el abogado Gustavo Carvajal, experto en derecho ambiental y energía, que representa a 46 gasolineras de la ciudad que lograron un amparo con el juez sexto de distrito en materia administrativa en la Ciudad de México, Francisco Javier Rebolledo Peña. El magistrado les concedió una suspensión provisional contra la disposición del programa.

¿Qué herramientas tuvo el abogado en sus manos?

Algo muy importante y que las autoridades no habían considerado: hace una década todas las gasolineras del DF fueron obligadas a invertir en sistemas de "recuperación de vapores", que retienen las emisiones nocivas de la gasolina. Este sistema incluye que las pistolas de carga sean diferentes a las del resto del país (más delgadas) y con un goma posterior que sella al contacto con el tanque de gasolina. Y lo mismo para los camiones que descargan en sus depósitos. Por esta razón, incluso, el mantenimiento de las estaciones de servicio en la ciudad es más caro que en el resto del país. "Las gasolineras son herméticas en emisiones", me decía hace unos días otro empresario del sector, Paul Karam, director general de Hidrosina.

"Hay hasta cuestiones curiosas. Por alguna razón, todas las gasolineras de Santa Fe tienen su número de franquicia que termina en 5. Tal vez es algo casual, pero en fase dos de contingencia nadie en esa zona tiene donde cargar y se mueve a otras áreas", agrega Carvajal, quien incluyó en su demanda un dictamen a su favor del propio Instituto Mexicano del Petróleo.

Las 46 gasolineras corresponden a 35 propietarios que forman parte del consorcio G500, el pool de estaciones de servicios que preside el empresario Antonio Caballero.

En el camino hay más amparos de gasolineras esperando en diferentes juzgados de la CdMx. Tal vez esta primera acción acelere más suspensiones y los ajustes puertas adentro de la Comisión Ambiental de la Megalópolis.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson