Nada personal, solo negocios

¿Qué hace Tanya Moss en el MIT?

Tanya Moss es una marca de joyería mexicana con 19 años en el país. Tanya Moss también es una diseñadora inquieta que desde que la conozco no ha parado de innovar y de buscar sacarle mucho más valor a sus diseños.

La recuerdo hace un par de años, en una visita de Michelle Obama, al entregarle personalmente uno de sus collares con las famosas mariposas. Todo el tiempo, Tanya Moss está metiendo anabólicos a Tanya Moss.

Me dio mucha alegría saber que su empresa había sido seleccionada para colaborar con un equipo de trabajo de Sloan (la Escuela de Administración y Dirección de Empresas del Instituto Tecnológico de Massachusetts) para desarrollar un plan de negocios de expansión global que empiece por el enorme mercado de EU.

La diseñadora trabajó con el laboratorio Global de Emprendimiento (G-Lab) y es la primera vez que una empresa mexicana es seleccionada para ser parte de este programa dentro del MIT.

"A través de Endeavor nos presentaron esta posibilidad. El proyecto duró seis meses y ya tengo los primeros resultados, y durante todo el año estaremos trabajando en los planes propuestos", me decía la propia diseñadora con el mismo entusiasmo que la trajo hasta hoy. Una parte de los estudiantes que llevaron este proyecto viajó a México el mes pasado para comenzar a trabajar tiempo completo en el plan de desarrollo que estará listo en la primavera.

De ser un negocio personal, su empresa tiene 80 empleados, genera 300 trabajos indirectos y tiene 30 puntos de venta, entre boutiques propias, espacios dentro de la cadena de El Palacio de Hierro y corners en hoteles exclusivos. A las joyas en plata se sumaron artículos de piel, lentes, mascadas y accesorios.

"Creo que hay un techo en México, pero aún no estamos cercanos a llegar a él. El potencial de crecimiento que tenemos en el país todavía es muy grande, pero ya estamos en un punto como marca donde podemos salir internacionalmente con una historia clara", agrega.

En un sector donde la piratería está atenta a sacar copias, Tanya Moss se puso la meta de lanzar entre siete y ocho colecciones anuales, y esta fórmula le ha permitido crecer sus ventas en promedio 30 por ciento al año.

Con el plan de trabajo que le "diseñaron" ahora a ella en Cambridge, la empresaria tiene un programa de crecimientos más sólido que la llevará en cinco años a triplicar el tamaño de su empresa y crecer en el exterior. El plan no es solo Estados Unidos, sino también otros destinos en Latinoamérica, Europa y Asia, en gran medida impulsados por el comercio en línea (un área a la que está dedicando mucho tiempo y esperanzas).

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson