Nada personal, solo negocios

Los genéricos, sin cambios con el TPP

Es cierto, no se sabe a ciencia cierta todo lo que involucra el Acuerdo de Asociación Transpacífico (más conocido como TPP).

Pero el primer reclamo oficial al TPP salió desde la industria farmacéutica, preocupada por la duración de las patentes.

Mientras los medicamentos innovadores (los nuevos) mantienen un plazo de 20 años de patente, luego del cual arranca la oportunidad de producir su genérico, los que consiguieron más tiempo fueron los biotecnológicos. ¿Qué diferencia a uno de los otros? Los primeros son productos químicos y los segundos son biológicos; es decir, utilizan organismos vivos.

El TPP establece que los países tendrán cinco años de protección de datos para sus productos químicos y ocho para los datos de los productos biológicos.

Por ejemplo, los 20 años de plazo incluyen la investigación, con lo cual al año 12 o 13 del permiso recién se comienza a vender, con lo que quedan unos siete años de comercialización hasta que se libera.

Pero yendo a la parte práctica del asunto, ¿nos afecta o no en el bolsillo este acuerdo y este "apartado" de medicinas del TPP? Según Mikel Arriola, que preside la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), "nos afecta de manera positiva, que generará un equilibrio en el acceso que tenemos a medicinas y la protección de los desarrollos de las mismas". Si todo sale como se ha planteado en las negociaciones previas, la industria de los genéricos puede respirar tranquila.

Y ponía como ejemplo el caso de México, donde ya hay 400 genéricos y 150 medicamentos innovadores en los últimos tres años.

El peso de los genéricos en la salud pública se hace notar: a partir de 2011, cuando se presentó la política de genéricos y de innovadores, se ha reducido en 61 por ciento los precios promedio de los medicamentos. "Los gastos de bolsillo se redujeron 44 por ciento", agrega Arriola. Según cálculos de la propia comisión, las personas de menores recursos, que hasta 2006 ocupaban 5 por ciento de sus gastos en medicinas, hoy solo es de 1.9 por ciento. Este cambio, además de ahorros, trajo inversiones: se han desarrollado 150 nuevas medicinas en el país en los últimos dos años y medios, contra solo tres en 2010. Cada producto tiene una inversión promedio de 10 millones de pesos.

Si se mantienen los plazos y los acuerdos, el TPP puede ser una oportunidad para atraer inversiones al sector salud, que ya es el segundo más grande de Latinoamérica, con un valor de 200 mil mdp anuales.


barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson