Nada personal, solo negocios

¿Dónde están las ganancias de la gasolina barata?

México importa 64 millones 490 mil 400 litros de gasolina cada día. Esa cifra es la mitad del consumo diario en el país.

Con la caída del precio del petróleo, cada litro se compra en el mercado internacional a 10.35 pesos. Esto suma 667 mil 475 millones de pesos al día (44.5 millones de dólares).Si luego a usted y a mí nos venden el litro de gasolina en 14.01 pesos, ¿dónde quedan las ganancias diarias de la diferencia de ambos precios? No es poco, solo de la importada suman unos 15.73 millones de dólares al día.

Y lo mismo con la refinación en casa: si Pemex, como ha informado, logra refinar y entregar cada litro de gasolina que produce en 10.80 pesos, ¿dónde va a parar la diferencia, que es un monto similar al anterior?

En EU, por ejemplo, el precio del petróleo y el de la gasolina son paralelos: si uno sube o baja, el otro hace lo mismo.

“Por eso hay que definir si somos importadores o nos dedicamos a exportar. Las seis refinerías mexicanas presentan problemas de eficiencia y hoy importamos 51.8 por ciento de la gasolina y 36 por ciento del diésel”, me comenta Ramsés Pech, asesor en energía y economía de Grupo Caraiva y Asociados. Según sus cálculos, las seis refinerías están entre 29 y 35 por ciento por debajo de la eficiencia de una planta estadunidense.

El precio del barril bajó de 30 a 40 por ciento entre noviembre de 2014 y enero de 2015; “Pemex debería de cobrar menos, pero sus costos fijos son altos”, agrega Pech.

En el sexenio de Calderón se pensó que había que equiparar el precio en México al internacional y por eso se subió. En aquel momento el petróleo estaba caro, pero ahora que estamos al revés “nos entra la duda sobre qué pasa con ese excedente, a qué se está destinando y cómo lo está usando. No hay datos claros de nada”, agrega desde el Cidac Ana Moreno, investigadora en el área de desarrollo económico y cambio climático. “Hay un control de precios en México; hay un precio que se define autoritariamente y cuando baja a escala internacional, inmediatamente el gobierno ejerce una especie de impuesto, que es la diferencia entre esos dos valores”, agrega también desde el Cidac el investigador Jorge Ramírez.

¿Dónde irán? A su bolsillo y el mío, por ahora no.

Un ajuste: en la columna del pasado jueves comenté que María Asunción Aramburuzabala traería al país la cadena Dean&Delucca. Bueno, si bien la cadena ya firmó un preacuerdo para desembarcar en el país, no fue mediante la ex propietaria de Grupo Modelo.

barbara.anderson@milenio.com

http://twitter.com/ba_anderson