Nada personal, solo negocios

El gambito austriaco de Carlos Slim

Para mayo, Carlos Slim podría tener en su ámbito de negocios el poder de decisión en Telekom Austria Group. En ese mes Österreichische Industrieholding AG (ÖIAG, entidad que controla inversiones estatales en empresas austriacas), decidirá si se alía con América Móvil para combinar sus acciones y erigirse en el grupo accionista mayoritario del operador.

Con ello, Slim pasaría el trago amargo de no poder aumentar su huella en Europa con el control de la holandesa KPN (de la que posee 27%). Y reforzaría la estrategia europea de América Móvil, definida por su CEO Daniel Hajj como “prioridad”. “Lo que queremos es desarrollar Austria y los países del Este (de Europa)”, afirmó. Con el control de Telekom Austria, Slim se embolsa 23 millones de clientes en Austria, Eslovenia, Croacia, Serbia, Macedonia, Bulgaria, Bielorrusia y Liechtenstein, con una facturación de 4.2 mil millones de euros en 2013.

El primer paso ya lo dio Slim al consolidar las acciones de Carso y sus fundaciones familiares. Con ello, ya controla 26.81% de los títulos de Telekom Austria. Con 28.6% de ÖIAG, llegarían a más de 55%, con lo que un takeover sería inminente.

Tanto Rudolf Kemler, CEO de ÖIAG, como Hajj, se dicen encantados de trabajar con los ejecutivos de la telefónica: “Les estamos ayudando. Tenemos buena relación con la gente que maneja la empresa”, dijo Hajj. Y, en entrevista en la radio austriaca, Kemler aseguró que el gobierno “está listo para dejar que América Móvil se convierta en el mayor inversionista en el operador de telecomunicaciones e, inclusive, adueñarse de una participación mayoritaria”.

Aunque Telekom Austria no compite en Europa con gigantes como Deustsche Telekom, Vodafone o Telefónica, la presencia en esos ocho mercados le da a AMóvil una plataforma competitiva. Según Reuters, a la empresa le interesa invertir en Telecom Italia y en nuevas iniciativas en cable en los países donde está Telekom Austria.

A favor, Slim tiene a la nueva administración austriaca, que se ha manifestado abierta a nuevas inversiones, siempre y cuando AMóvil se comprometa a mantener la sede en Viena y respetar la base de 16 mil empleados. Ya lo dijo Hajj a la prensa de aquel país: “No nos interesa estar aquí nada más para ganar un peso rápido”. Pero parece que esa es la intención.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson