Nada personal, solo negocios

Ford pone trapos fríos desde México

Ford México ha estado en el ojo del huracán durante la fase más dura de la carrera presidencial en EU.

¿Cuántas veces nombró en sus discursos Trump a Ford? Muchas ¿Cuántas veces renegó de las inversiones que se movieron a México de esta armadora? Muchas más. De hecho, en el último acto de campaña del hoy presidente de EU, ni más ni menos que en Michigan dijo que ”(…) los coches pequeños de Ford van a ser producidos totalmente en México. Vamos a traer la industria automotriz de regreso a Michigan, más grande y más fuerte. Michigan perdió más de una cuarta parte de sus trabajos manufactureros a consecuencia del Tlcan, firmado por el presidente Bill Clinton y apoyado por su adorable esposa Hillary”.

Antes de las elecciones, el propio Mark Fields, director general de Ford Motor, salió al cruce explicando que no solo destinaron inversiones para México (mil 600 mdd para su nueva planta en San Luis Potosí), sino que en los últimos cinco años invirtieron 10 mil mdd en EU que generaron 25 mil puestos en ese país. De hecho, Fields afirma que la mudanza del Focus a México no generó un solo despido.

Si cumple sus promesas de campaña. Trump e impone aranceles de 35 por ciento a los productos manufacturados en México, en el caso de los autos compactos podría llegar a ser de 5 mil dólares por unidad. “Es crítico que Ford se fortalezca para la propia industria americana, las decisiones de inversión que se tomaron apuntan a que sea una empresa más fuerte y la de mayor crecimiento a largo plazo, lo que termina siendo beneficioso para EU, porque es una empresa americana donde la mayoría de sus inversores son de ese país”, afirma Gabriel López, presidente y director general de Ford México.

Lo cierto —y que si bien fue comunicado al equipo de Trump, el candidato obvió aclararlo— es que Ford nunca abandonó su estado de origen, Michigan, solo reubicó la producción del Focus en este lado de la frontera. Pero la armadora afirma que esa planta en EU, esa línea de producción, se usará para dos nuevos modelos que se armarán completamente en Detroit. Si bien aun no auncian qué vehículos son ni en qué año se comenzará la producción, afirma que está acordado en el pipeline de mediano plazo de Ford Motor.

“La campaña ya terminó y ahora vamos a encontrar la manera de trabajar juntos y encontrar soluciones. Siempre contribuimos en los países donde estamos y por supuesto principalmente en EU, que es nuestro país de origen”, agrega López, quien lleva una de las unidades más importantes de la armadora, la cuarta productora de vehículos y de motores de la marca a escala global desde sus tres plantas en Hermosillo, Cuatitlán y Chihuahua. Y pese a las amenanzas rumbo a la Casa Blanca, continúa la construcción de su nueva planta en San Luis Potosí.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson