Nada personal, solo negocios

¡Ese flotel no lo tendrá ni Obama!

Con un mes de adelanto en la entrega y a un costo aproximado de 180 millones de euros, en un par de semanas el astillero gallego Hijos de J. Barreras entregará Reforma Pemex, el primero de dos navíos especializados para atender plataformas de Petróleos Mexicanos.

Pensado, como su nombre lo indica, en glorificar el proceso de renovación de la industria petrolífera mexicana, el flotel (como se conoce a esos barcos) está en proceso de pintado tras haber superado todas las pruebas de los armadores y empresas especializadas.

Luego de rumores de que Barreras no cumpliría con los plazos establecidos, o que la nueva dirección de Pemex (ahora con José Antonio González Anaya al frente) había solicitado que se retrasara la entrega, el 15 de junio la empresa productiva del Estado tendrá su nuevo juguete.

El buque, de 131 metros de eslora y con capacidad para alojar a 700 personas, tiene (y según me dijeron) los mejores sistemas de navegación concebidos a la fecha.

De recibir el Reforma Pemex, seguramente la empresa hará frente a eventuales costos políticos por tomar posesión de un navío carísimo en momentos en que Pemex no está financieramente estable, cuando ha tenido que enfrentar la debacle del mercado internacional del petróleo, al mismo tiempo que su propia merma en producción y en un proceso de apertura a la iniciativa privada que tampoco ha sido tan acelerada.

Pero lo cierto es que la entrega del Reforma Pemex se adelantó un mes calendario sobre lo firmado en contratos: será un par de semanas después de las elecciones del 5 de junio y se dice que la plana mayor del sector energético estará lista para recibirlo.

Con ello, entre otras cosas, se evitarán gastos de miles de dólares diarios por la renta de navíos más pequeños que proporcionan servicios a algunas de las plataformas de Pemex en el Golfo de México.

Cabe recordar que la relación de Pemex con Barreras ha sido muy polémica desde que PMI, el brazo corporativo de la petrolera, adquirió en 2013 el 51 por ciento de la tenencia accionaria del astillero.

De hecho, este año José Antonio González Anaya tuvo que aclarar que en el programa de recortes de Pemex mandatado por Hacienda, así como la monetización de activos, no se contempla deshacerse de dicha inversión en Barreras.

El otro flotel, bautizado Orgullo Petrolero, está siendo armado por Navantías (también en Galicia) y parece que será entregado por las mismas fechas.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson