Nada personal, solo negocios

El "extreme make over" del "Tec"

Tres ejecutivos se plantaron frente a cientos de estudiantes en medio un performance psicodélico. Se conectaron en vivo con otros miles de estudiantes de todo el país. Ayer, José Antonio Fernández Carvajal (presidente del consejo del Tec), levantó aplausos junto a Salvador Alva (presidente del Tec) y David Noel (rector de la universidad) cuando develaron la nueva imagen del Tecnológico de Monterrey.

Con el sello de la firma de branding neoyorkina Chermayeff & Geismar & Haviv, esta imagen  envuelve otros cambios más profundos que el mero logo.

Lo primero fue ordenar todo el país, unificar el uso de una sola imagen que en el fondo tire por tierra la idea de sistema Tec, ese rosario de 31 filiales, para imponer una sola institución: el Tecnológico de Monterrey. Pero no es lo único:

Cada cual a lo suyo: los rectores dejan de ser responsables de tareas administrativas, académicas y de vinculación con la sociedad para tener un rol 100% educativo.

Organización horizontal: los campus dejan de ser independientes para trabajar de manera coordinada. “Antes alguien en un campus era autónomo y podía decidir. Hoy la única manera es con trabajo colaborativo, somos todos interdependientes”, explica Salvador Alva.

Arquitectura: espacios abiertos, se destierran los despachos y oficinas, aulas sin pizarras, áreas colaborativas, espacios modernos. Uno de los primeros cambios será construir una nueva biblioteca en Monterrey que no sea cerrada. Solo en ese campus hay aprobada una inversión de 500 mdd.

Meritocracia: “Vamos a ser más incluyentes y atraer estudiantes que no tengan recursos pero sí talento”, afirma Alva. Hay un nuevo fondo de 200 becas a 100% para estudiantes de excelencia este 2014, que llegarán a mil 250 en 5 años. La meta es tener mejores alumnos y profesores y que cada vez sea más difícil ingresar como estudiante o académico a la institución.

Empresas “in house”: Quintuplicarán el área cubierta del Tec para invitar a las empresas a que instalen allí sus departamentos de investigación, como una manera intrínseca de vincular la IP con la academia. “Esto es inédito en el mundo y comenzaremos este mismo año”, dice Alva.

“En 10 años estaremos entre las universidades top del mundo, va a ser una universidad  con una alta calidad de alumnos”, agrega el presidente del Tec enfundado en su playera con el nuevo logo.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson