Nada personal, solo negocios

Los enemigos letales de las mineras

Desde hace tres años los empleados de Goldcorp llegan a las minas volando. Entre los activos de esta firma canadiense hay cinco aviones y han construido pistas de aterrizaje. “Hemos invertido fuerte en logística por cuestiones de seguridad”, explica Tomás Iturriaga, vicepresidente para México.

En el último Sondeo sobre Compañías Mineras, estudio de The Fraser Institute, México es visto como potencia minera en el futuro. Con un score de .071, el país es 22 (de 112) en su Índice de Mejores Prácticas. Alaska es la región mejor calificada. El informe se arma con las respuestas de 690 compañías mineras. Para estas empresas, México tiene espacio para crecer, pero marcan dos cuestiones: inseguridad y ambiente fiscal.

Según la reforma fiscal que entró en vigor en enero, las mineras deben pagar 7.5% sobre el flujo de operación y un 0.5% adicional a las ganancias en minerales preciosos. Con esto, 39% de la industria minera global afirma que se desincentivan los proyectos de inversión. “Esto llega además en un momento complicado para la industria, porque hay una depresión de los precios de todos los metales”, agrega Iturriaga. Según cálculos de Goldcorp, los impuestos nuevos más el pago de concesiones, prediales y derechos de agua suman una tasa impositiva real por encima de 50%, lo que nos aleja de otros destinos incluso en Latinoamérica.

Pero las mineras ven un peor escenario: la inseguridad. Muchas firmas consideran que sus inversiones se podrían reducir o hasta parar por actos de terrorismo, crimen organizado y guerrillas. Así, solo 13% de los entrevistados dice que la situación del país les animaría a invertir. El restante 87% ve nubarrones. Con todo, esto no detiene a empresas como Grupo México, que anunció inversiones por más de mil 300 mdd, o Minera Boleo (de mano de Korea Resources) con mil 500 y Peñoles con mil. La propia Goldcorp está ejerciendo 400 mdd este año. Lo que está en riesgo es que el ritmo de inversiones en el sector siga disminuyendo. En 2013, el indicador marcó apenas 6 mil mdd (25.4% menos que en 2012, según la Cámara Minera de México). El máximo histórico se dio en 2012, con más de 8 mil mdd.

Inseguridad + presión impositiva + inseguridad jurídica–precios internacionales a la baja, no parece ser buena fórmula.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson