Nada personal, solo negocios

Habrá más empleos, pero ¿habrá más empleados?

"Hay escasez de talento, 38% de las empresas encuestadas no logra cubrir sus vacantes", explica Mónica Flores, directora general de ManpowerGroup Latinoamérica, mientras revisábamos los resultados de su última Encuesta de Expectativas de Empleo.

Si bien los datos son positivos para el segundo trimestre de 2014, porque se espera que menos empresas eliminen puestos y más abran vacantes, los datos fríos dejan velado un problema: la falta de empleados para los empleos que se necesitan y se necesitarán.

“Es un problema global, un desbalance terrible de gente buscando empleo, pero que no tiene las competencias que requieren hoy las empresas”, agrega Flores.

Las vacantes más difíciles de cubrir en México son las de técnicos, operadores de producción e ingenieros. “Supuestamente se están recibiendo más ingenieros que nunca, pero 95% de las empresas que contratan ingenieros tienen problemas para cubrir las necesidades de sus vacantes”, dice.

Basta con ver qué tipo de negocios/inversiones/proyectos van a desatar las reformas en infraestructura y energía para ver que justo nos faltan en sectores, que van a estar muy calientes en los próximos meses.

“Siempre, cuando hay reformas como las que se aprobaron recientemente, hay un tiempo hasta que se siente en el empleo. Ahora los empleadores están aún digiriendo los efectos de la reforma fiscal”, apunta Flores.

Lo cierto es que si se cumplen las expectativas de esta encuesta, que en el siguiente trimestre 22% piensa aumentar su plantilla de empleados, mientras solo 4% la reducirá; y si las reformas empiezan a despertar negocios que necesitarán cerebros y brazos, las contrataciones se complicarán aún más. Los sectores que manifestaron mayor intención de crear nuevas plazas fueron los de minería y extracción; transporte y comunicaciones y servicios, sin olvidar los nuevos Motores de la economía como el automotriz, tecnológico y aeronáutico. En la mayor parte de ellos los puestos disponibles son justo los que hoy son más difíciles de conseguir.

¿La solución? “En algunos casos importan personal de Venezuela, Argentina, España y Panamá. En otros se resuelve invirtiendo extra en dar la capacitación que no tienen”, agrega Mónica Flores, y remata con una idea de largo plazo: “deberíamos impulsar prácticas profesionales obligatorias en todas las carreras, para que la gente gane en experiencia y en competencias dentro de las propias empresas”.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson