Nada personal, solo negocios

Los números que disfruta Trump para arrancar su mandato

Una de las coberturas más completas del cambio presidencial en EU es el que hizo la Nacional Public Radio (NPR), la mayor cadena de estaciones del país, con 900 estaciones asociadas. El viernes, una de sus mejores blogueras de política —Danielle Kurtzleben— publicó una comparación interesante entre cómo tomó su primer mandato Barack Obama en 2009 versus el país que recibe ahora Donald Trump.

Hay datos de inmigración, de política, justicia, política exterior, medio ambiente, salud y, por supuesto, economía.

Sin duda, el EU que ahora dirige el presidente del tuit está mejor sobre todo en:

Desempleo: donde de 2009 a 2016 bajó de 7.8% a 4.7%.

Ingreso por hogar: durante la crisis del 2008 rozó los 53 mil dólares anuales, pero luego comenzó a subir (el salto de 2014 a 2015 fue el mejor en cinco décadas) para quedar ahora en 56 mil 516 dólares.

PIB: a Obama le tocó remontar una de las crisis más profundas de las últimas décadas (la debacle inmobiliaria, automotriz, etcétera) donde la economía decreció -3.9%, mientras que el año pasado cerró con un modesto pero estable y positivo 1.7%.

Inflación: pasó de -0.1% a +2.1%. ¿Por qué es un dato positivo? Porque el número con el que arrancó Obama demostraba la recesión en la que había entrado la economía. Tener el porcentaje actual es señal de un mercado interno mucho más activo con una política monetaria acorde.

Sueldo de mujeres versus hombres: fue uno de los estandartes y uno de los temas que generaron polémica en abril del año pasado. Durante los últimos cuatro años se logró achicar la brecha de sueldos por mismos puestos entre mujeres y hombres de 77.1% a 79.9%.  Algo similar con los hispanos que pasaron de ganar en promedio 65% de un par estadunidense a casi 66%.

S&P500: este es uno de los índices más importantes del “termómetro de negocios”, ya que refleja la capitalización bursátil de las 500 empresas más grandes que cotizan en las Bolsas de Nueva York y en el Nasdaq. Obama comenzó con 930.72 puntos y la semana pasada cerró en 2 mil 266.72.

Al comienzo de la última administración demócrata, el país recién asomando la nariz de una crisis histórica: el primero y el segundo año fueron malos (sobre todo en endeudamiento federal), pero luego los números empezaron a pasar al color azul.

Lo mismo, hay muchos temas que no se mejoraron o que empeoraron y que fueron, según algunos analistas, parte de las razones del triunfo republicano: la inequidad que fue en aumento, la pobreza (subió 13.1 a 13.5%) y la población económicamente activa (con empleo o en busca de) que bajó de 65.7% a 62.7%.  

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson