Nada personal, solo negocios

¿Qué deja Ricardo Tadeu de su paso por Modelo?

Hace tres años, Ricardo Tadeu llegaba a México para tomar las riendas de la “Séptima Zona Anheuser-Busch InBev”, después de que este gigante cervecero completara la compra total de Grupo Modelo.

A este brasileño, nuevo presidente y CEO de Grupo Modelo, le tocó la difícil transición que demanda cualquier fusión de este tamaño (20 mil 100 mdd), un recorte récord de empleos y ahorros nunca antes vistos en la icónica empresa de las familias Fernández, Aramburuzabala y Diez.

“Estar al frente de Grupo Modelo durante la integración fue una gran oportunidad y un reto, profesional y personal. En cualquier proceso de integración, el reto más grande es comunicar. Estoy convencido de que el éxito de una integración depende, en gran medida, de una estrategia adecuada de comunicación. Es un ejercicio que sigo haciendo y que seguirá siendo parte importante de mi forma de conducir la compañía”, me decía el ejecutivo a pocas horas de anunciar su nuevo destino: la presidencia de AB InBev África.

La próxima fusión de este grupo belga con SABMiller (que creará el grupo cervecero más grande del mundo) es parte de su movimiento al otro lado del mundo.

Tadeu, de 38 años, le inyectó a la organización cercanía —organizaba town hall para hablar casi uno a uno con sus empleados— y le quitó su verticalidad y formalidad: sus oficinas parecían más un espacio de coworking, y los trajes obligatorios dieron lugar a los pantalones de mezclilla y las camisas arremangadas que el propio Tadeu imponía.

Joven y desenfadado, realizó una carrera meteórica de más de dos décadas en AB InBev. En su paso por el país logró aumentar los volúmenes de la industria en 11.5 por ciento en los últimos tres años, y hacer crecer en 18.7% la exportación de cerveza.

México, bajo la dirección de Tadeu, representó el año pasado 11.6% del Ebitda de AB InBev, siendo su tercer mayor mercado mundial y el exportador #1 de cervezas del mundo. A escala local es líder, con 58.2% del mercado.

¿Qué se lleva de su paso por México? “El haber alcanzado volúmenes récord en el país y lograr soportar el crecimiento acelerado de nuestro portafolio de marcas mexicanas en el extranjero, en especial, de ‘Corona Extra’. Me siento muy orgulloso de que además la plataforma AB InBev hoy representa una oportunidad interesante de crecimiento para talento mexicano”, agrega el ex CEO. 

También se lleva algunas innovaciones locales que ya se replicaron en otros mercados (como las tiendas Modelorama) y la integración vertical, desde la botella a las corcholatas. “Me llevo grandes experiencias y hasta ¡una hija mexicana, que nació durante nuestra instancia en el país!”, añade mientras prepara maletas a Johannesburgo.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson