Nada personal, solo negocios

Una década y miles de millones de dólares perdidos para México

Hay décadas perdidas, medidas con fríos datos que no mienten. Por eso me he puesto a llorar al ver lo que México perdió, a nivel de hemorragia entre 2002 y 2011, por fuga de capitales por crimen organizado, evasión fiscal, corrupción, etcétera.

Según Global Financial Integrity (GFI), organización basada en Washington que estudia y promueve la salud de los sistemas financieros globales, México está en el top 5 de los países en vías de desarrollo del que más dinero ha salido ilegalmente los últimos años.

La cifra acumulada entre 2002 y 2011 es de casi 462 mil millones de dólares, a un promedio de 46.2 mil mdd por año.

Es de miedo. Pero lo es más si consideramos que esa cifra suma más que lo que México recibió en ese mismo periodo por concepto de remesas e inversión extranjera directa (IED). Según datos del Cemla y BBVA, en esa década México captó 207 mil mdd por concepto de remesas. En IED, entre 2002 y 2011 el país atrajo un poquito más de 210 mil millones. Así, sumados estos dos conceptos, en 10 años ingresaron al país un poco más de 417 mil mdd. Restados a lo que se fugó, nos queda una diferencia, a favor, de 45 mil millones de dólares.

En este rubro, nos ganan China (con más de 1 billón de dólares fugados en 10 años) y Rusia (con 881 mil millones).

Raymond Baker, presidente del GFI, dice que esta fuga impide que los países emergentes realmente tengan una opción válida de desarrollo. “Mientras la economía global sufre por la crisis financiera actual, el mundo ilícito florece”. Los responsables de que estos países sufran, agrega, son firmas fantasmas, paraísos fiscales, prácticas sofisticadas de lavado de dinero, y los consabidos circuitos de tráfico de drogas, de personas y de armas.

Los autores del estudio dicen que “los flujos ilícitos de dinero tienen un efecto devastador para las economías emergentes”. El dinero que salió por debajo de la mesa pudo haberse inyectado en proyectos de infraestructura o de desarrollo económico a escala local, en iniciativas educativas o de salud. Según Baker, esos montos son la diferencia entre tener a más gente fuera de los niveles de pobreza y con mejores estándares de vida.

¿Habrá alguien en México que nos explique qué pasó, a dónde se fue el dinero? Ya veo el argumento, sobre todo de algunos priistas: “esos años fueron precisamente los que el PAN estuvo al mando en el país”. Y de ahí, seguro no pasaremos.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson