Nada personal, solo negocios

¿Y si la culpa de la L12 es la velocidad?

Las ruedas de nuestros trenes deben durar un millón de kilómetros y no alcanzaron los 200 mil  por desgaste. Es algo anormal, que no hemos visto en ningún tren en el mundo”, dice Maximiliano Zurita, director de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) en México.

Mientras siguen las evaluaciones de los daños por parte de la consultora francesa TSO y el consorcio ICA-Alstom-Carso, confirma que se encargarán de las reparaciones para ponerlo en marcha en junio, vale la pena atar cabos sueltos.

Según CAF, hasta octubre del año pasado, cada día al revisar los trenes y las ruedas, el desgaste era el propio para la cantidad de kilómetros recorridos. “Cuando hicimos el primer reperfilado (entre los 130 mil y 140 mil kilómetros) estaban normales, pero empezamos a ver un cambio a partir de noviembre”, explica Zurita. Según el ejecutivo, CAF preguntaba en las juntas semanales con el Metro y con el consorcio en la Secretaría de Obras y Servicios del DF qué había ocurrido a partir de este mes que se notaban estas anormalidades. “Lo que sí ocurrió es que el Metro decidió, por seguridad, reducir la velocidad de los trenes en las curvas”, asegura Zurita. Según CAF, cada curva tiene una velocidad de equilibrio, donde se vuelve cero la fuerza de gravedad vs. la centrífuga. “La velocidad de equilibrio de las curvas 11 y 12, que son de 200 metros de radio, es de 53 km/h, mientras que la velocidad que puso el Metro es de 45 km/h. Esto genera desgaste, porque la rueda golpea en los rieles. Aunque no es lo único, este es un problema multifactorial”.

En medio de todo, uno de los cuestionamientos más fuertes fue que los trenes de esta empresa no eran compatibles con el trazado y las características de las vías. “Fue una sorpresa para mí. Me enteré unas horas antes del cierre que iba a ocurrir y de un día para el otro tuve que salir a dar explicaciones de algo en lo que no tengo nada que ver”, agrega el ejecutivo.

Ahora todos los involucrados están a la espera de la designación de un perito que diga cuáles fueron las causas y que determine quién o quiénes son los responsables de los daños para hacerse cargo de los costos de los arreglos.

Cada involucrado en la Línea 12 suma su postura y pasa la bolita.

Menuda tarea le espera al perito en este caso.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson