Nada personal, solo negocios

Los costos millonarios del "Walmartgate"

El caso de corrupción detonado en México le ha costado a Walmart 439 mdd por los gastos asociados a su investigación interna y por lo que ha invertido en la creación de una nueva cultura de cumplimiento (compliance) a escala global, reportó hace unos días la empresa.

En una información a las autoridades bursátiles de EU, Walmart reveló que en 2012 gastó 282 mdd y 157 más en 2013 por mejoras a su área de cumplimiento y por la investigación interna de las acusaciones reportadas por el New York Times de pagos ilegales en México para abrir tiendas. Este año, el mismo rubro podría llegar a los 282 millones.

El caso, judicialmente, sigue pendiente y hay diversas demandas que Walmart tendrá que enfrentar, como la de un fondo de pensiones de Arkansas que los acusa de esconder a los accionistas los hechos de corrupción en México. También están pendientes castigos contra los ejecutivos que supieron del caso y lo ignoraron o silenciaron.

En medio de esto, Walmart anunció su Reporte Global de Cumplimiento en el que se compromete a crear una nueva cultura que permita erradicar prácticas ilegales.

En palabras de Ben W. Heineman, experto en integridad empresarial de Harvard, el reporte podría llevar a Walmart a erradicar la cultura de silencio que encubrió el escándalo en México. Asimismo, se crearía un sistema para denunciar internamente irregularidades en los diferentes mercados donde hacen negocios, dando independencia y protegiendo a ejecutivos que sigan estos casos. Y otorgar bonos de integridad a ejecutivos clave que lleguen a las metas de cumplimiento.

Como muestra de que la misión es crear una cultura ética total, Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa de Walmar México, me dice que todos los ejecutivos de la empresa “estamos bajo estricto escrutinio para cumplir con cursos de cumplimiento y ética corporativa”, sin escatimar recursos financieros.

Un defecto del reporte emitido por Walmart, dice Heineman, es que se quedan sin responder preguntas como ¿qué sucedió? ¿Qué sistemas fallaron? ¿Quién es responsable por las violaciones a la ley estadunidense de prácticas corruptas?

Dice Heineman: “Esta historia, tanto lo que sucedió en el pasado como lo que suceda en términos de gobernabilidad, está muy lejos de haber terminado”.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson