Nada personal, solo negocios

El caballo negro de Soriana

Cuando todo mundo decía que la venta de las tiendas de Comercial Mexicana sería casi como la licitación del tren rápido México-Querétaro (es decir, con un solo postor), desde el norte del país llegó una voz de “ahí vamos”. Y así, Soriana entró a la puja por 160 tiendas de Comercial con una oferta que, cuentan, es más líquida y atractiva que la de Chedraui.

Como era conocido, los Chedraui habían ofrecido un mix de efectivo y pagos a plazos que sumaban casi 4 mil millones de dólares para adquirir los activos en retail y plantarse en la segunda cadena minorista del país.

Esta oferta se perfilaba como la única y parecía un hecho que la Comisión Federal de Competencia Económica tendría el paquete de aprobación de esta operación antes de fin de año. Hay que recordar que otros jugadores como la estadunidense HEB, así como Falabella (Chile), Tesco (Reino Unido) y Walmart, además de Chedraui, también querían con La Cómer.

Sin embargo, los Bringas entraron a escena (aunque en realidad nunca se habían descartado, pues su interés es aprovechar el paso en el que cayó Walmart desde 2012 en cuanto a la apertura de pisos de venta) con una oferta por 4 mil millones de dólares. La diferencia con la oferta de Chedraui es que Soriana pagaría en efectivo.

¿Qué es lo que llevó a los Bringas a poner su oferta sobre la mesa de los González? En primer lugar, la perspectiva de mejora en el consumo. A pesar de que el ingreso de Soriana disminuyó el tercer trimestre, sus ganancias mejoraron. Los analistas adjudicaron la caída en ventas a factores como débil consumo y el temporal por el huracán Odila. Sin embargo, la apuesta es que 2015 traiga mejores ventas en piso y ahí la oferta consolidada de Comercial Mexicana sería un carrito lleno de oportunidades para crecer.

Ahora le toca al banco Rothschild, que lleva el proceso de venta en nombre de Comercial Mexicana, deliberar lo que más conviene a su cliente, que muy al estilo de Gigante, se desprenderá de su unidad minorista pero continuará en otros negocios como restaurantes, formatos de consumo de lujo (con City Market, Sumesa y Fresko) y probablemente bienes raíces.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson