Nada personal, solo negocios

Unas bodas de plata que no serán

El comunicado que América Móvil (AMX) envió a la Bolsa es reflejo del anuncio previo de que AT&T comprará a DirecTV en una operación por 48 mil mdd. Unos 6 mil mdd saldrían de la liquidación que AT&T hará de los títulos que mantiene en AMX. Suelta esa participación por cuestiones de competencia y probable conflicto de interés.

Con la compra de DirecTV, AT&T será socia de Televisa, el archirrival de Carlos Slim y Grupo Carso, ya que DirecTV tiene 41% de las acciones de Sky México, que Televisa controla con 59%.

Finalizará una relación entre AT&T y AMX que nació en 1990 cuando la telefónica SBC se asoció a Carso y France Telecom para quedarse con Telmex. SBC luego compró AT&T en 2005 y rebautizó con esa marca a la nueva corporación.

Mientras Slim saboreaba su primer bicampeonato en el futbol, AMX salió a formalizar el divorcio con su socio de casi 25 años.

Las reacciones son diversas. Por un lado, el servicio informativo The Street Ratings aconseja mantener las acciones de AMX y define las fortalezas de la empresa: crecimiento en ingresos, 5.7% el primer trimestre contra lo registrado en el de 2013, versus un promedio de 3% en la industria.

El anuncio no gustó a algunos analistas. Para Michel Morin, de Morgan Stanley, “fue una gran sorpresa”. Según él, “esperábamos que las dos empresas siguieran trabajando juntas dadas las perspectivas de que el sector seguirá consolidándose a escala regional a fin de restaurar el balance de poder en un ecosistema que ahora incluye firmas globales poderosas como Apple, Samsung, Google y Facebook”.

Pero AT&T prefirió el futuro en Sudamérica, donde competirá contra AMX. Aquí, Sky tiene casi 6 millones de usuarios, por más de 2.4 millones que tiene Dish, firma con una alianza comercial con Telmex.

No pocos creen que Dish, que le urgen inversionistas, abra la puerta a Carlos Slim en una sociedad en EU, pues la empresa estadunidense enfrenta la obligación que le impone el gobierno de que utilice el espectro inalámbrico que posee en breve y Dish no tiene una red o socios con quienes hacerlo, reportó el WSJ.

Es decir, Slim tiene clientes y masa crítica en telefonía inalámbrica y Dish tiene infraestructura en redes de sobra. Con lo sucedido, América Móvil tendría vía libre para buscar ampliar su huella en EU.

 

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson