Nada personal, solo negocios

Si 20 años no son nada, 10 años son menos

Tiene por lo menos una década desde que se dice que es cuestión de tiempo para que Telmex desagregue el bucle local. Suena como trabalenguas, pero es, dicen expertos en telecomunicaciones, una de las premisas para que la conexión a la banda ancha sea verdaderamente universal y millones tengan acceso a internet de alta velocidad o servicios de telefonía de punta.

Ese fue el anuncio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), de que Telmex ahora sí abrirá sus redes para que cualquier proveedor las pueda utilizar.

Si hacemos caso a lo que dice el ingeniero Slim, las redes de Telmex siempre han estado abiertas, disponibles para que otros las utilicen y lleguen a la última milla; es decir, a los usuarios finales que esperan que no solo Telmex les dé esos servicios.

Hace un mes, cuando Enrique Peña Nieto anunció su Estrategia Digital Nacional, Slim dijo que Telmex está abierta y que solo espera conocer la política de desagregación de la red local para que crezca la oferta de banda ancha en todo el país.

Eso sí, pidió reglas claras y urgió al Ifetel a dictar las condiciones bajo las cuales se dé la integración de su red con las de otros proveedores. El empresario dejó la pelota del lado de las autoridades, quienes habrán de determinar cómo y de qué forma tanto Telmex como las cableras rentan o comparten sus redes. Astuto, Slim pidió que se pidan planes de inversión a las cableras para que todos se hagan responsables de disminuir la brecha digital.

Eso se ha dicho desde 2004, y cada año la OCDE (especie de Némesis para Slim por sus reportes de que Telcel y Telmex tienen las tarifas más caras) afirma que solo México no tiene un mecanismo que permita que las telefónicas dominantes renten o permitan el paso de voz y datos de terceras partes para dinamizar el mercado de telecomunicaciones.

La novedad, con el anuncio del Ifetel, es que por primera vez se especifica que Telmex se debe abrir. Lo que hay que ver es qué proceso se utiliza y qué pasará si la empresa no cumple con los estándares que se le marquen. Hay muchos que creen que Ifetel repetirá la postura de las entidades regulatorias anteriores y que no tocará a Slim. Pero como ahora hay en juego otros canales (literalmente, con una eventual concesión al ingeniero en televisión abierta), ahora sí se podría negociar en paquete.  

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson