Nada personal, solo negocios

Un año de inversiones mexicanas en España

Del lado español los mejores negocios vienen de los bancos, las empresas energéticas, los hoteles y las desarrolladoras de infraestructura.

Del lado mexicano las inversiones más poderosas han sido en bienes raíces, alimentos y minería.

Según datos del Registro de Inversiones Exteriores de Economía y Competitividad de España, desde 2012, México multiplicó por 7.8 sus inversiones en España, alcanzando los mil 178 millones de euros.

Si miramos solo el año pasado, las inversiones de empresarios mexicanos del otro lado del Atlántico crecieron 114 por ciento.

Me puse a revisar los últimos 12 meses para saber efectivamente de que tamaño fue la impronta. El líder fue —cuando no— Carlos Slim, porque solo con su Inmobiliaria Carso desembolsó mil 456 mdd para quedarse con un tercio de la poderosa desarrolladora FCC de la familia Koplowitz, para comprar 438 sucursales del banco La Caixa y para quedarse con 100 por ciento de la inmobiliaria Realia.

Fibra Uno también se tentó por este sector y pago 400 mdd por 278 locales del Banco Sabadell. Menos voluminoso, pero más coqueto, el fondo Finaccess (de la familia Fernández González —los ex Grupo Modelo—) compró un edificio de oficinas en la VIP calle Serrano de Madrid.

Y si de cadenas se trata, una de las operaciones más interesantes fue la de Alsea comprando poco más de 70 por ciento de las acciones de Grupo Zena y con ello 427 locales de comida casual en España.

Y si bien las inversiones en el sector financiero mexicano no se comparan con las españolas (solo Santander y BBVA Bancomer anunciaron 18 mil 500 mdd para nuestro país), si hubo un desembarco inverso: los empresarios Gustavo Tomé y Ernesto Tinajero se quedaron con 13 por ciento del banco Liberbank en 230 mdd.

El sector alimentario lo lidera Bimbo, que entre su nueva planta de pan y la compra de Panrico suma unos 461.5 mdd seguido de cerca por Sigma (de Grupo Alfa) que puso 418 mdd para quedarse con la tradicional marca de alimentos Campofrío. Gruma, hace unos meses, pagó 50 mdd por la comercializadora de maíz y trigo Mexifoods.

En energía y minería, en el ultimo año los mexicanos anunciaron cerca de 670 mdd entre la concesión del complejo minero Aznalcóllar en Andalucía para Grupo México y la compra de la petroquímica Vestolit y Wavin que hizo Mexichem.

Y entre lo no tradicional están el aumento de inversión en Grupo Prisa del empresario del transporte Roberto Alcántara por 125 mdd o Alberto Bailléres (GNP, Peñoles, Itam, El Palacio de Hierro) que compró la ganadería Zalduendo, con más de mil toros de lidia, hoy el empresario mexicano es el rey de los toros en España.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson