Nada personal, solo negocios

“El aeropuerto es una obra poco ortodoxa”

La frase es ni más ni menos que de Manuel Ángel Núñez Soto, director general del Grupo Aeroportuario Ciudad de México.

¿En qué se escapa de la ortodoxia? En los tiempos y en los procesos. Por ejemplo, el último aeropuerto inaugurado de las dimensiones de la futura estación del Distrito Federal es el de Doha, que llevó 16 años entre el anuncio oficial y la inauguración; o la ampliación del de Abu Dabi, que, calculan, demandará unos 13 años.

“Aquí traemos una ruta crítica para abrir a los primeros 50 millones de pasajeros en octubre de 2020. Por eso es fundamental que haya absoluta claridad de lo que va a pasar desde este mes y hasta esa fecha”, me decía el funcionario, quien añadía que se diseño un modelo de trabajo inédito en el que los pasos de la obra pueden ir avanzando de manera paralela para acelerar los tiempos.

¿Por qué es importante junio? Porque comienzan a darse a conocer los principales paquetes para ser licitados en los próximos meses e incluso años.

El anuncio, que seguramente estará a cargo del secretario de Telecomunicaciones y Transporte, Gerardo Ruiz Esparza, incluirá no solo las obras a licitar, sino el cronograma para tener claro el orden de prioridades.

“Hay varios cientos de personas trabajando en este tema, algunos en México y otros desde el exterior”, agrega Núñez.

Se trata de los equipos de los holandeses de Netherlands Airport Consultants, los ingleses de Arup (que traen el plan maestro de la obra), los anglomexicanos de Foster-Romero y los estadunidenses de Parsons. “El 70 por ciento del trabajo se hace desde aquí, pero hay comunicación permanente con los demás países, así como muchos viajes de los involucrados”, agrega.

Si bien no han dado ninguna pista sobre las licitaciones, lo que sí dejó entrever es que las obras vinculadas con infraestructura y construcción quedarían (por cuestiones de logística y know how) en su mayoría en consorcios con presencia mexicana o bien 100 por ciento mexicanos, mientras que las licitaciones que requieran mayor tecnología específica aeroportuaria se irían con empresas extranjeras con experiencia probada.

“Este mes se anuncian las licitaciones que serán abiertas, nacionales e internacionales”, dice el ex gobernador de Hidalgo. Una de las de corto plazo (que comenzaría a operar en diciembre) es la del campamento donde se montará la base para la construcción general de este ‘poco ortodoxo’ aeropuerto.

barbara.anderson@milenio.com

http://twitter.com/ba_anderson